Presupuestos
Sánchez pisa el acelerador de los presupuestos y buscará la "abstención patriótica" del PP
Los socialistas prevén modificar las cuentas ya presentadas y aprobarlas antes de verano, y desdeñan la oferta de Cs de unos nuevos "presupuestos de emergencia"

El Partido Socialista no da visos de realidad a la oferta de última hora lanzada el pasado jueves por Ciudadanos, que tendió la mano a Pedro Sánchez para aprobar de un "Presupuesto de Emergencia Nacional" que dé respuesta a la crisis sanitaria y económica derivada del coronavirus. Si Inés Arrimadas defendió la necesidad de más agilidad y rapidez en la respuesta a la emergencia, los socialistas reprochan que la propuesta naranja retrasaría aún más la posibilidad de paliar los efectos del virus. 

Desde el partido de Gobierno creen que estos "Presupuestos de Emergencia Nacional" responden más a un intento de golpe de efecto del partido Inés Arrimadas que de una opción factible, al considerar que un nuevo trámite presupuestario llevaría al menos dos meses, un tiempo crítico para la gestión de la crisis. 

[Cs pide a Sánchez unos Presupuestos de emergencia nacional y urge a tomar ya "medidas contundentes"]

En su lugar, creen más conveniente la aprobación de partidas extraordinarias de gasto por parte del Consejo de Ministros, que este en los últimos días ha dado luz verde a las primeras medidas económicas para hacer frente al coronavirus.

 Este miércoles Sánchez aprovechó su comparecencia en el Congreso para anunciar su intención de presentar unas cuentas "de reconstrucción social y económica" y hacer una llamada a la unidad, mostrando su esperanza de que tengan el respaldo mayoritario de la Cámara.  

Según explican a LPO desde el Ministerio de Hacienda, el objetivo del Gobierno, en todo caso, es sacar adelante unos nuevos Presupuestos, que además se antojan imprescindibles por esta crisis sanitaria. No tanto por la inversión necesaria para hacer frente al virus, sino por las repercusiones económicas que se empezarán a notar en los próximos meses: "El PIB va a caer y es necesario que el país tenga unas cuentas nuevas en 2020 para hacer frente a la situación que se nos viene encima".

El PIB va a caer y es necesario que el país tenga unas cuentas nuevas en 2020 para hacer frente a la situación que se nos viene encima

El gasto para combatir el COVID 2019, por tanto, tendrá solo "un reflejo en los Presupuestos", ya que desde el Gobierno cuentan con el compromiso de la Comisión Europea de realizar inyecciones económicas a los países más golpeados por el virus: "Es a través de esa financiación europea con la que se va a sufragar parte del gasto actual", apuntan. No obstante, el Ejecutivo también pide una flexibilización del objetivo de déficit para 2020, un asunto que "se está negociando" con Bruselas.

Sí puede influir en las nuevas cuentas, admiten desde Hacienda, las posibles actualizaciones que presente el Gobierno a la senda de estabilidad ya aprobada en el Congreso: "El 30 de abril todos los Estados miembros tienen que presentar su plan de estabilidad, que se puede modificar. Y, con el nuevo escenario económico por la crisis del coronavirus, lo más seguro es que se toque".

Así las cosas, desde el departamento dirigido por María Jesús Montero explican a este diario que "se quiere aprovechar" buena parte del trabajo realizado desde el mes de septiembre, cuando se empezó a elaborar un borrador de Presupuestos. No obstante, advierten, "se incluirán modificaciones en las partidas teniendo en cuenta el nuevo escenario y las nuevas previsiones macroeconómicas". 

Se buscará la "abstención patriótica" del PP para sacar adelante las cuentas

El objetivo del Gobierno es poder aprobar los nuevos Presupuestos antes de verano. Y, para ello, apelará al "sentido de Estado" de todos los partidos. En especial, se buscará la "abstención patriótica" del PP para sacar adelante las cuentas: "España necesita tener Presupuestos nuevos ante las consecuencias económicas del coronavirus. Y el PP puede garantizarlos con su abstención". Además, afirman cargos del PSOE, "sus gobiernos autonómicos ya están trasladando a Génova la necesidad de tener una ley presupuestaria en 2020, también por las posibles transferencias, y Casado puede ceder".

[Pedro Sánchez decreta el Estado de alarma y prevé que los casos aumenten a 10.000 en los próximos días]

Pedro Sánchez, de hecho, aprovechó la reunión con los líderes de los partidos, ante la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, para "tomar el pulso" sobre el apoyo a unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para este año. La cita que el presidente del Gobierno mantuvo con todos los partidos este lunes en el Congreso fue el escenario ideal, según fuentes socialistas, para "tantear" al resto de grupos sobre la aprobación de unas cuentas que "ahora más que nunca" son "imprescindibles".

Fuentes del Ejecutivo insisten en que el nuevo escenario de crisis producido por la aparición del coronavirus podrían alterar las cuentas y la agenda con la que hasta ahora contaban en Moncloa. Tal y como publicó LPO, la aprobación de los PGE de 2020 dependía en exclusiva de la fecha de celebración de las elecciones catalanas y de conocer el voto de ERC. En el Gobierno confiaban en tener los suficientes apoyos para presentar el proyecto en mayo-junio, para ser aprobado a finales de julio. Sin embargo, tampoco descartaban ligar la negociación con los de 2021. 

 [El Gobierno admite que las elecciones catalanas podrían prorrogar los Presupuestos de Rajoy]

La crisis del coronavirus ha trastocado los planes del Ejecutivo y del resto de partidos. La mesa de diálogo para solucionar el "conflicto político" en Cataluña ha pasado a un segundo plano, aplazándose sine die. A medida que fue adquiriendo relevancia la crisis sanitaria, cambiaba el relato de Moncloa, asegurando que "la respuesta económica a esta emergencia se vería facilitada si pudiéramos contar ya con unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, que resultan cada vez más urgentes", dijo Sánchez. 

"Si hace un mes unos nuevos presupuestos eran necesarios, la crisis que estamos atravesando los convierte en apremiantes", señaló el presidente del Gobierno. En línea con estos mensajes, en el PSOE ya no descartan reclamar al PP y a Cs que "por responsabilidad" aprueben unas cuentas "extrasociales" para afrontar las consecuencias del coronavirus. "Ahora es más importante que nunca. Necesitamos unas nuevas cuentas para dar cobertura a todo esto", recalcan fuentes gubernamentales. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.