Unidas Podemos
La cúpula de Podemos rebela a sus bases: "Se ha perdido la esencia del partido"
Las bases critican que "se han olvidado de nosotros" desde que están en el Gobierno y reclaman mayor movilización y discurso propio porque se sienten "subordinados del PSOE"

Los círculos y varias federaciones de Unidas Podemos llevan semanas quejándose del olvido al que están siendo sometidos por parte de Madrid y la cúpula del partido tras la entrada en el Gobierno de Pablo Iglesias e Irene Montero. "Se han olvidado de nosotros y así es muy difícil trabajar", relatan a LPO desde la federación vasca. Las bases critican que "se ha perdido la esencia del partido" desde que están en el Gobierno y reclaman mayor movilización y discurso propio porque se sienten "subordinados del PSOE". Además, temen una desbandada de afiliados con la propuesta de Iglesias de cobrar una cuota obligatoria a los inscritos.

La entrada de Podemos en el Gobierno le desactivó como partido y supuso un cambio de paradigma en la formación, que hasta ahora se había desenvuelto sólo en el ámbito parlamentario, manteniéndose estrechamente unido a las reivindicaciones sociales. Ahora, el desembarco en Moncloa ha obligado a que gran parte de los cuadros hasta ahora dedicados al funcionamiento orgánico se trasladen a los ministerios de Iglesias y Montero, dejando un erial de personal en la formación, que estas semanas trata de reconstruirse a nivel de partido. 

[La entrada en el Gobierno desactiva a Podemos como partido: dos meses y medio sin reunir a su ejecutiva] 

Sin embargo, algunos de los principios básicos con los que nació Podemos en 2014 se han quedado por el camino, y ya no hay órganos de decisión más allá del propio Iglesias. El Consejo de Coordinación Estatal, la ejecutiva morada, lleva cerca de cuatro meses sin reunirse: la última vez que lo hizo fue el 18 de noviembre del año pasado. Desde entonces, las riendas las llevan sus máximos dirigentes. Tampoco el Consejo Ciudadano Estatal -la dirección- está en funcionamiento desde enero. 

Falta de coordinación

Los morados en el País Vasco critican, entre otras cosas, no haberse coordinado para la celebración de este domingo 8M, Día Internacional de la Mujer. La queja mayoritaria es que las reivindicaciones son de competencia estatal y como ahora pertenecen al Gobierno, ya no llamarán a la "huelga" durante la jornada del 8 de marzo ni habrá un mensaje coordinado del partido en toda España. 

El Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de Podemos, el máximo órgano de dirección entre asambleas, discutió en enero la fórmula para mantenerse en la calle pese a estar en el Gobierno. La preocupación se extendió a la cúpula de Podemos nada más entrar en el Ejecutivo y al tener que reorganizar los equipos para ver quién se iba a Moncloa y quién se quedaba al frente del partido. 

El nombramiento de Alberto Rodríguez como secretario de organización tampoco ha sentado nada bien en algunas federaciones como la andaluza. La propia Teresa Rodríguez llamó al dirigente canario nada más salir elegido para concertar un encuentro y, según explicó su equipo, la ex líder andaluza se fue del partido sin haber podido expresar la más mínima queja para mejorar el funcionamiento de la federación. 

[Iglesias y Montero podrán cobrar un 20% más con su propuesta salarial y donar un 75% menos a Podemos]

Los retrasos a la hora de contestar desde Madrid también afectan a las federaciones con sus respectivos círculos. Hasta trece círculos de Podemos en Canarias reclaman la convocatoria inmediata de su Asamblea Ciudadana para seguir así la nueva hoja de ruta establecida desde la capital y renovar la formación. 

Recuerdan que en el último Consejo Ciudadano Estatal se fijó un calendario para la celebración de asambleas ciudadanas en cada región, esto implica la renovación de las direcciones autonómicas durante los próximos meses de abril y mayo "y no se está cumpliendo", explican. En un comunicado, también animan a "recuperar ese impulso inicial de los años que vieron nacer a Podemos, apostando por las calles, plazas, círculos y militancia, como garante y sostén de un gobierno para la gente". 

Algunas federaciones temen que la nueva norma de pagar cuota mensual a los militantes que propone Iglesias termine de darles la 'puntilla' y el partido pierda más inscritos

Desde algunas federaciones temen que la nueva norma que propone Pablo Iglesias, cobrar cuota a la militancia, termine por darles la 'puntilla' y el partido pierda a una gran parte de sus inscritos. El documento organizativo que propone el líder de Unidas Podemos, de cara a la tercera Asamblea del partido, es que para participar en los círculos se deberá ser militante, además de inscrito, lo que implica "estar al corriente de pago de la cuota establecida". 

Asimismo, los militantes deberán adscribirse al círculo territorial que les corresponda, "limitando la capacidad de cambio de Círculo a un máximo de una vez al año". Actualmente, para participar en los círculos no se exige ni militar ni estar inscrito en Podemos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.