Cataluña
Junqueras podría quedar en semilibertad en verano
La consejera catalana de Justicia, Ester Capella, ha trasladado a Lledoners que se revisará el grado penitenciario del ex vicepresidente de la Generalitat en 6 meses

Este jueves,  la junta de tratamiento de la cárcel barcelonesa de Lledoners ha acordado aplicar el artículo 100.2 del reglamento penitenciario al ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras y al ex consejero Raül Romeva, que podrán salir tres días a la semana, seis horas cada jornada, para trabajar. El líder de Esquerra impartirá docencia en el Campus Manresa de la Universidad Vic, mientras espera una revisión de su grado penitenciario que puede llegar en apenas seis meses.

Así lo aseguran a LPO fuentes bien situadas en la cárcel de Lledoners, que hablan de un Junqueras "confiado" de cara a su semilibertad a corto plazo. Todo ello porque, tal y como se ha trasladado al centro penitenciario desde la consejería de Justicia de la Generalitat, el objetivo del departamento que dirige Ester Capella es abordar, en un plazo máximo de seis meses, el reconocimiento del tercer grado penitenciario al ex numero dos del Govern.

[El TSJC procesa a Jové, miembro de ERC en la 'mesa de gobiernos' Estado-Generalitat]

Cabe recordar, en ese sentido, que el pasado 10 de enero la misma consejería confirmó el segundo grado a los presos independentistas, a pesar de las exigencias de JxCat de un tercer grado que, entonces, era "inviable". Todo ello porque ninguno de ellos -más allá de los Jordis- había cumplido un cuarto de los años de condena y tampoco había concluido el programa individualizado de tratamiento (PIT) para evaluar los posibles permisos penitenciarios.

Esos permisos son ya una realidad gracias al artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, que permite a los presos de segundo grado que hayan superado el citado PIT salir de las cárcel para realizar alguna labor de voluntariado o un trabajo específico. Sánchez y Cruixat ya se beneficiaron de ese texto a principios de mes, y ahora les ha correspondido a Junqueras y Romeva.

Tal y como se explicó en estas páginas, la Generalitat, al conceder estos permisos acogiéndose al 100.2, incumple su propio reglamento penitenciario, que considera necesario el "arrepentimiento" a la hora de superar el programa individualizado de tratamiento al que debe ser sometido todo preso antes de que las juntas de tratamiento de las cárceles decidas sobre sus permisos. Las fuentes consultadas insisten, en este sentido, que ni los Jordis, ni Junqueras, ni Romeva, se han arrepentido.

[La Generalitat se salta su reglamento penitenciario para excarcelar a los 'Jordis']

Pese a ello, podrán disfrutar de lo que ya se conoce como un "tercer grado encubierto" hasta que la consejería de Justicia, controlada por ERC con Capella al frente, revise sus grados penitenciarios. Las fuentes consultadas aseguran que "no es habitual" conceder un "tercer grado" sin haber cumplido un cuarto de la condena, "pero este tipo de decisiones se toman en función de las circunstancias individuales de cada preso. Y Junqueras, en ese sentido, no va a tener problemas".

El ex vicepresidente catalán, al igual que el resto de antiguos cargos del Govern procesados por el 1-O, lleva entre rejas desde noviembre de 2017 y sobre él pesa una condena de 13 años de cárcel. Pese a ello, "en Lledoners se tiene claro que en un plazo máximo de seis meses logrará la semilibertad".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.