PSOE
El PSOE-M espera el relevo de Gabilondo con la rubalcabista Sánchez Acera como sucesora
El ex ministro ha confirmado a su entorno que aspira a convertirse en Defensor del Pueblo. Ferraz impulsará a Sánchez Acera para "resucitar" a un Grupo Parlamentario que "no hace oposición"

Han pasado más de seis meses desde las elecciones autonómicas y municipales en Madrid, que supusieron un duro revés para el PSOE después de no lograr el Gobierno regional y empeorar los resultados en el Ayuntamiento, y el partido sigue en "periodo de espera", a la expectativa de que se tomen decisiones desde la ejecutiva autonómica y desde Ferraz. Todo el mundo da por hecho que tanto Ángel Gabilondo como Pepu Hernández están "de salida" en la Asamblea y en el consistorio, pero lo cierto es que medio año después de los comicios, ambos siguen en sus respectivos asientos.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento, al que muchos veían presidiendo el Consejo Superior de Deportes, tuvo que ver cómo Irene Lozano, ex secretaria de Estado de la España Global, se quedaba con un puesto al que él, tanto en público como en privado, "no le hacía ascos". Su futuro, por tanto, se plantea incierto, pero Gabilondo aún conserva las esperanzas intactas para convertirse en Defensor del Pueblo, un puesto para el que lleva meses sonando.

[Sánchez cede ante ERC: España Global dejará de ser el azote contra el procés]

El ex ministro de Educación, de hecho, ya ha confesado a su entorno más cercano que ambiciona ese cargo. Dirigentes del PSOE de Madrid contactados por LPO explican que "su sueño era volver al Ministerio que ya ocupó durante el Gobierno Zapatero. Ahora, sabe que es el favorito para ser Defensor del Pueblo. Y reconoce que le gusta. Prefiere mil veces estar al frente de ese organismo que quedarse en la Asamblea como jefe de la oposición".

Gabilondo, no obstante, deberá tener paciencia. Las fuentes consultadas recuerdan que su nombramiento depende del Congreso de los Diputados, y se requiere una mayoría de dos tercios de la Cámara para ser elegido. Al Gobierno, por tanto, le tocará ponerse de acuerdo con el PP, al que podría ofrecer el cargo de Adjunto Primero del Defensor para garantizarse los votos necesarios en el hemiciclo. En todo caso, añaden desde el PSOE-M, "habrá una negociación intensa que puede prolongarse semanas e incluso meses".

[Casado se abre a pactos con el PSOE para que el PP recupere la imagen de "partido de Estado"

El partido, entretanto, ha decidido aprovechar ese tiempo para ir preparando la sucesión de Gabilondo al frente del Grupo Parlamentario en la Asamblea. Un Grupo Parlamentario que, en opinión de dirigentes del PSOE, está "demasiado parado, esperando novedades", y apenas pone en aprietos al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Esa circunstancia, unida al pacto entre PP y Ciudadanos, a la fuga de Errejón al Congreso, y a la crisis de Podemos, hace que "Ayuso no tenga oposición en Madrid y que los únicos que le ponen en aprietos son los de Vox. Y eso no puede ser".

Para acabar con esa tendencia, y volver a convertir al PSOE de Madrid en "alternativa potente de Gobierno", la ejecutiva regional, y también Ferraz, manejan el nombre de Pilar Sánchez Acera como posible líder del Grupo Socialista en la Asamblea. Actual portavoz adjunta desde la elección de Rodríguez Uribes como ministro de Cultura, la diputada tiene una amplia experiencia parlamentaria y desde el partido la ven "capacitada" para afrontar el gran reto que tienen los socialistas madrileños en esta etapa: "Resucitar a un Grupo Parlamentario que lleva mucho tiempo medio muerto".

El ascenso de Sánchez Acera, además, supondría un guiño de Sánchez a los numerosos 'rubalcabistas' existentes en el PSOE de Madrid

El ascenso de Sánchez Acera, además, supondría un guiño de Sánchez a los numerosos 'rubalcabistas' existentes en el PSOE de Madrid. La diputada, recuerdan las fuentes consultadas, fue la candidata impulsada en 2012 por Alfredo Pérez Rubalcaba para disputar la secretaría general del entonces llamado PSM a Tomás Gómez. Y, pese a su derrota en esas 'primarias', "lleva años dedicada a la política regional y es reconocida por todo el Grupo Parlamentario".

Ahora, concluyen cargos próximos a Ferraz, "le ha podido llegar su oportunidad". Sobre todo, "porque también conoce el funcionamiento orgánico del partido", en un momento en el que los socialistas madrileños también se han visto, en cierta forma, "descabezados", tras la elección del secretario regional, José Manuel Franco, como Delegado del Gobierno en Madrid: "La sensación  es que no hay nadie al volante. Por eso, poner a alguien fuerte al frente del Grupo Parlamentario es el primer paso a dar para reconstruir el partido". No obstante, reconocen las mismas fuentes, "esa transformación será lenta y habrá que tener paciencia".