Cataluña
El Gobierno recrimina al MWC su suspensión: "No había ninguna razón de salud pública"
GSMA, la empresa organizadora, ha lamentado que la alerta global generada haya hecho inviable la celebración del congreso de tecnología: "La gran mayoría de asistentes no iba a venir"

Choque entre el gobierno central y el Mobile World Congress por su suspensión a dos semanas vista. GSMA, la entidad organizadora del evento, ha lamentado que era imposible llevar a cabo el certamen tecnológico al tratarse de una "razón de fuerza mayor". El gobierno central ha lamentado la cancelación y ha recriminado a la compañía encargada que se haya desmarcado por la alarma social generada alrededor del coronavirus de Wuhan (China): "No había ninguna razón de salud pública". 

GSMA ha lamentado tener que suspender el encuentro: "Era imposible celebrar el Mobile World Congress de este año en estas circunstancias". Los organizadores se habían planteado la posibilidad de organizar un evento mucho más pequeño, algo que se ha terminado por descartar ante el desplante de grandes empresas como Intel, Cisco, Facebook o Amazon entre otras. Los encargados del evento han insistido su compromiso por que se siga celebrando en Barcelona y emplazan a hacer de la edición de 2021 todo un éxito. 

Carmen Calvo ha descartado este jueves que la suspensión del MWC se deba a ninguna alerta sanitaria por coronavirus en España, y ha aludido a "otras razones" que habrían propiciado su cancelación, aunque ha evitado entrar a enumerarlas: "No es por ninguna alerta sanitaria en nuestro país, que estamos en una situación de respuesta muy buena". La ministra ha recordado que los pacientes infectados en nuestro país tienen una valoración "muy positiva" y recuerda que los 14 españoles confinados en el hospital Gómez Ulla saldrán de la cuarentena en los próximos días. 

 "No es por ninguna alerta sanitaria en nuestro país, que estamos en una situación de respuesta muy buena" , ha recordado Calviño

La ministra de Economía, Nadia Calvino, ha valorado en una entrevista en COPE que España ha seguido en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y cuenta con un "sistema sanitario excelente", por lo que también ha descartado que este sea el motivo de la cancelación. La representante del gobierno ha reconocido que la incertidumbre causada por el coronativus ha generado afectaciones económicas cuyo resultado puede ser imprevisible.

La primera idea de GSMA pasaba por mantener el MWC a pesar del goteo de bajas que se habían ido produciendo en las últimas semanas. La primera en anunciar su baja fue la tecnológica LG, a la que han seguido un sin fin de gigantes de las telecomunicaciones y también empresas españolas. El Mobile quería salvar el evento asegurándose la presencia de los gigantes de la telefonía, como Telefónica, Orange y Vodafone, algo que al final ha resultado insuficiente. 

Colau se suma a las críticas

La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona cierran filas con GSMA, la empresa organizadora del MWC, tras su decisión de suspenderlo por la alarma global del coronavirus de Wuhan (China). Las administraciones se han emplazado a que la edición de 2021 sea "la mejor de la historia" y lamentan que la decisión se haya tomado por una cuestión de "fuerza mayor". Colau ha visualizado su resignación y ha recriminado a los responsables el su cancelación: "Barcelona, Cataluña y España son totalmente seguros, no hay ninguna alarma sanitaria.

"Hay que escuchar a los técnicos y a los expertos", ha recordado Colau a la vez que ha reconocido que el pánico generado por esta enfermedad se debe a una "alerta global": "Tendremos todos que reflexionar sobre como se gestionan las alarmas". La alcaldesa de Barcelona ha llamado a cerrar filas alrededor del MWC, y ha insistido en la "historia de éxito" que supone la colaboración entre GSMA y el consistorio de la Ciudad Condal en los 15 años que lleva celebrándose el evento. 

[Facebook, Intel y Cisco, nuevas bajas que ponen en peligro el Mobile World Congress]

El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, ha sido más cauto, aunque ha recordado que "tenemos servicios públicos y un magnífico sistema de salud pública de calidad que tenemos que cuidar" El representante del Ejecutivo de Torra ha mostrado su solidaridad con las víctimas "reales, que están en China, y espera que la edición del 2012 "la primera mejor de muchas otras". La suspensión genera un agujero en Fira de Barcelona de 70 millones de euros, algo que desde las administraciones aseguran que tendrán que estudiar pero que hay mecanismos suficientes para mitigar el impacto.