PP
El 'comodín Alonso': el PP le ratifica como candidato pero le desplazará si hay pacto con Ciudadanos
Ciudadanos anuncia que en la primera reunión entre García Egea y Espejo no ha habido avances. El PP Vasco teme que Génova sitúe a Alonso en la lista de Álava, pero sin ser candidato, si pacta con Cs

 La cuenta atrás ya ha empezado para PP y Ciudadanos. Ambos partidos, con las elecciones del País Vasco convocadas para el día 5, insisten en anunciar su "voluntad de acuerdo" para conformar una lista conjunta del centro-derecha de cara a los comicios. No obstante, Arrimadas sigue insistiendo en incluir a Galicia en el acuerdo y Pablo Casado, por si acaso, ya ha ratificado a Alfonso Alonso, presidente de los populares vascos, como candidato a lehendakari.

Esa confirmación, sin embargo, no despeja dudas ni en Génova 13 ni en Vitoria. En ambas sedes del PP interpretan el nombramiento como una "decisión lógica" de Casado, que "se blinda" antes de iniciar negociaciones con Ciudadanos: "Nosotros ya tenemos candidato y ahora corresponde a Inés Arrimadas y a los suyos decidir si se unen a nosotros, presentan lista propia, o no participan en las elecciones. Si no hay acuerdo, nosotros ya estamos preparados".

[El PP sospecha que Arrimadas boicoteará cualquier pacto y no se presentará en País Vasco y Galicia

La designación de Alonso, por tanto, se interpreta como una solución de urgencia, pero quizá no definitiva. Los dirigentes del PP consultados por LPO recuerdan que "aún hay que hablar con Ciudadanos". Y si ambos partidos pactan una candidatura de consenso, con otro cabeza de lista, la llamada de Pablo Casado a Alfonso Alonso para ratificarlo tras el adelanto electoral anunciado por Urkullu quedará sin efecto.

Fuentes de la ejecutiva nacional del PP aseguran, en ese sentido, que "tenemos diez días por delante para llegar a un acuerdo", teniendo en cuenta que el periodo para presentar listas comienza el 26 de febrero y concluye el 2 de marzo, con proclamación definitiva de candidatos el día 9. El calendario, por tanto, es ajustado, y la decisión, además, habría que tomarla antes del congreso de Ciudadanos, previsto para el 15. Las dificultades son máximas, y las dudas sobre las intenciones de Arrimadas se mantienen. Pero los populares han decidido sentarse a negociar.

Pese a ello, la primera toma de contacto entre ambas formaciones no ha sido del todo positiva. Tal y como confirman fuentes de Ciudadanos, en la tarde de este martes se han reunido Teodoro García Egea y José María Espejo para analizar la oferta de Cs de llegar a un acuerdo "transversal" y "constitucionalista" en las elecciones autonómicas en Galicia, País Vasco y Cataluña, pero sin avances significativos. 

Desde Ciudadanos sostienen que "no tenemos una respuesta clara por parte del PP" después de la primera reunión entre ambos partidos

Desde Ciudadanos sostienen que "no tenemos una respuesta clara por parte del PP después de esta reunión", y se muestran "preocupados" por la respuesta de Casado antes "aquéllos que prefieren poner las siglas y los intereses partidistas por encima de los intereses generales de los ciudadanos de estas comunidades" Pese a ello, añaden que "vamos a batallar por dar a los españoles esta oportunidad de que los constitucionalistas vayan unidos en País Vasco, Galicia y Cataluña", y concluyen anunciando nuevas conversaciones en "próximas horas". 

El PP Vasco no se fía

Las conversaciones, por tanto, no avanzan, pero ya se han iniciado. Y esa circunstancia tiene en alerta al PP Vasco. Los compañeros de ejecutiva de Alonso no se fían, en absoluto, de la supuesta proclamación definitiva del ex ministro como candidato a lehendakari. Es más: cargos regionales sospechan que si finalmente hay un acuerdo con Ciudadanos, "se buscará otro cabeza de lista y desplazarán a Alfonso.

Esta tesis va cogiendo fuerza según avanzan los días. E incluso, se completa con un movimiento de última hora de Casado que pocos integrantes del PP Vasco ya descartan: proclamar in extremis un nuevo candidato pactado por Ciudadanos y ofrecer a Alfonso Alonso encabezar la lista por Álava, su provincia natal, pero sin aspirar a ser lehendakari. Se apunta, en ese sentido, que el partido piensa hacer algo similar con Alejandro Fernández en Cataluña: "Allí el plan es pactar candidato con Cs y situar a Alejandro cabeza de lista por Tarragona".

Las fuentes consultadas advierten, no obstante, que "Alfonso no aceptará eso, y menos después de haber sido proclamado". Casado, por tanto, se enfrenta a un doble reto: lograr un pacto con Ciudadanos... y no provocar ningún incendio en el PP Vasco.