Cataluña
Torra exige a Sánchez que Puigdemont y Junqueras estén en la mesa de gobiernos
La portavoz del Govern, Meritxell Budó, mantiene el secreto el nombre de los representantes catalanes en la negociación y deja en el aire la fecha de las elecciones

El Govern quiere consensuar con tranquilidad la estrategia de la delegación catalana que se sentará en la mesa de diálogo entre los gobiernos catalán y español. La portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, ha mantenido el secreto sobre los nombres que liderarán la negociación por el bando autonómico más allá de Quim Torra y Pere Aragonès, pero exige que en la mesa se puedan sentar Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. 

"Tienen que poder participar tanto la prisión como el exilio en tanto que son parte de este conflicto político, y esto es lo que se ha puesto sobre la mesa y tiene el consenso de todo el Govern", ha defendido Budó. La postura que llevará el gobierno catalán a la mesa de diálogo se tomará tras una reunión "discreta" este febrero entre los partidos y entidades independentistas, de la que no trascenderá ni el sitio ni la hora. La Generalitat insiste en la figura del "relator" y ha recordado la aprobación de una moción aprobada en el Parlament y apoyada por ERC, JxCat y la CUP que defendía esta figura. 

 "Tienen que poder participar tanto la prisión como el exilio en tanto que son parte de este conflicto político, y esto es lo que se ha puesto sobre la mesa y tiene el consenso de todo el Govern", ha defendido Budó 

La consellera apunta así la información publicada por LPO, donde se explica que Carles Puigdemont aprieta a Quim Torra para que presione a los socialistas y pueda estar presente 'vía Skype' en la mesa de diálogo. El dirigente catalán quiere compartir espacio con Pedro Sánchez, que presidirá la primera reunión de la mesa junto al líder de Podemos, el vicepresidente segundo, aunque el resto de interlocutores aún no han sido confirmados. El fugado en Waterloo quiere conocer de primera mano lo que se habla en la negociación. 

Puigdemont propuso a ERC que Junqueras también estuviera presidente en la mesa de diálogo, con el objetivo de ganarse el favor de los republicanos. Según la información publicada, el ex-presidente habría propuesto que el reo condenado por sedición estuviera presente en la negociación a través de videoconferencia desde la prisión de Lledoners, donde cumple condena. Esquerra Republicana teme que Torra pueda hacer descarrilar la mesa de diálogo en periodo pre-electoral

  [Puigdemont pide estar en la mesa de diálogo con Sánchez 'vía Skype' junto a Oriol Junqueras]  

La fecha de las elecciones es otra gran incógnita que la consellera ha evitado responder. Budó ha recordado que la decisión corresponde en exclusiva al presidente de la Generalitat y será él quien decida cuando lo vea "oportuno". La portavoz del Govern ha asegurado que la contienda se llevará a cabo este 2020, sin concretar en qué periodo del año, con lo que la convocatoria podría no ser inmediata una vez aprobados los presupuestos: "No está inhabilitado para ejercer de presidente, y ejerce sus funciones con responsabilidad".