Madrid
Ayuso usará la rigidez de Hacienda con las CCAA como excusa para prorrogar cuentas y no pactar con Vox
La decisión del Gobierno de no abonar el IVA da argumentos a la presidenta para no buscar un acuerdo: "Las actuales cuentas valen y no cederemos con el pin parental"

El pasado viernes, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el Gobierno trasladó a las comunidades autónomas que no ve posible pagar la liquidación pendiente del IVA de 2017 por importe de unos 2.500 millones de euros, aunque a cambio no tendrá en cuenta esa cifra a la hora de evaluar el cumplimiento del objetivo de déficit de 2019 y relajará la senda fiscal hasta 2023. Una solución que salió adelante con el apoyo de los consejeros de Hacienda del PSOE, pero que contó con el rechazo de los representantes del PP.

La decisión del Ejecutivo central, sin embargo, no ha sorprendido a los consejeros populares ni a los presidentes autonómicos del PP, que se esperaban una maniobra así del Ministerio de María Jesús Montero: "No cabía esperar nada bueno. La flexibilización del déficit es del todo insuficiente cuando lo que se nos debe es mucho dinero".

Con todo, esta rigidez de Hacienda también es vista como una "oportunidad" para el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Fuentes próximas a Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional, han comentado a LPO que, ante "la falta de incentivos" por parte del Gobierno central, y teniendo en cuenta la "estabilidad" existente en la región, "no es necesario aprobar unos nuevos Presupuestos, ya que vamos a trabajar con cantidades muy similares, casi idénticas, a las de 2019".

[Ayuso, dispuesta a prorrogar Presupuestos en Madrid con tal de no ceder ante Vox con el 'pin parental']

De esta forma, Díaz Ayuso no se verá forzada a pactar con Vox, que lleva semanas exigiendo la implantación de un pin parental en los colegios de la Comunidad que tanto el PP como Ciudadanos consideran innecesario, al no existir ninguna denuncia de "adoctrinamiento", ni nada similar, por parte de ningún padre en toda la región.

La presidenta autonómica, de hecho, ya aseguró hace semanas a sus colaboradores más cercanos que estaba dispuesta a prorrogar Presupuestos con tal de no ceder a las presiones de Vox en un asunto, además, "inexistente" en la Comunidad. Ahora, sin las entregas a cuenta prometidas por Hacienda, "estamos con lo mismo que hace un año, por lo que no se hace imprescindible aprobar nuevas cuentas". Si Vox sigue en sus trece, "tendremos los mismos Presupuestos que en 2019. Y tampoco pasará nada".