RTVE
Rosa María Mateo aprovechó la entrevista a Sánchez en Moncloa para pedir su salida de RTVE
El presidente ralentiza ahora el relevo en el ente público porque buscará negociar con el PP la futura composición del consejo

Rosa María Mateo quiere dejar su cargo de administradora única de RTVE. Y ya no lo esconde ni en privado ni en público. Este lunes lo dejó claro al responder a una pregunta de la diputada del PP Macarena Montesinos acerca de su gestión en el ente público. La periodista no ha dejado lugar a dudas: "Me ratifico en lo que afirmé en mi comparecencia ante la Comisión de Control Parlamentario el pasado 28 de febrero", cuando aseguró que "presentaré mi dimisión inmediata para que se acepte o no se acepte, depende. En cualquier caso, espero estar un tiempo muy determinado en este cargo, no me voy a atar a la silla en ningún momento y no voy a estar deseando seguir aquí a costa de lo que sea".

Pues bien. Según explican a LPO directivos de RTVE bien situados en Prado del Rey estas palabras, o unas muy parecidas, ya han sido escuchadas por Pedro Sánchez en boca de Mateo. La administradora única, aprovechando la entrevista al presidente del Gobierno en La Moncloa el pasado 20 de enero, se lo trasladó personalmente al jefe del Ejecutivo, con el que volvió a hablar días después. La respuesta que recibió, sin embargo, "no le aclaró nada".

Sánchez, aseguran estas mismas fuentes, "le dijo 'vale, vale', y ya está, pero no le anunció ningún tipo de decisión". Desde entonces, Mateo aguarda cualquier movimiento de Moncloa, pero desde el Gobierno no parecen tener prisa: "Están viendo qué hacer con la corporación y con el concurso. Y tampoco descartan ya llegar a un acuerdo con la oposición".

[La renuncia de Almudena Ariza complica el plan de Enric Hernández para presidir RTVE]

Tal y como se contó en estas páginas, Enric Hernández es el elegido de Sánchez para situarse al frente de RTVE.  El actual director de Información y Actualidad, sin embargo, no lo va a tener fácil por la oposición interna en la corporación, y por las reivindicaciones de partidos y trabajadores para que el Gobierno no tumbe el concurso público puesto en marcha hace más de un año. Un concurso cuyo desarrollo se ha complicado más tras la muerte de Alicia Gómez, una de las finalistas para formar parte del consejo de administración.

Conscientes de todos estos problemas, en el gabinete de Sánchez empiezan a apostar por una solución intermedia, en la que Hernández pueda ser designado presidente de la corporación, y que parte de los integrantes del consejo procedan del concurso público. Para los otros puestos, afirman las fuentes consultadas, "se puede contar con la opinión del PP".

[La muerte de Alicia Gómez, un nuevo revés para el Gobierno con el concurso de RTVE

En ese sentido, desde el Gobierno confían en que los populares "quieran hablar un poco de todo, incluido RTVE. Es la primera vez que el ente público está controlado por un consejo de administración nombrado por el partido que está en Moncloa y sin representantes impulsados por la oposición. Y el PP puede aceptar cambiar esa circunstancia a cambio de pactar con Sánchez".

En todo caso, destacan las fuentes consultadas, es el Ejecutivo el que tiene las de ganar en este asunto: "Tiene varias alternativas, pero en todas ellas, y haga lo que haga el PP y el resto de la oposición, gana. Si nadie quiere negociar, puede cargarse el concurso y poner a Enric. Y si en cambio hay acuerdo, también blindan a su apuesta". Y, mientras Moncloa elige la estrategia a seguir, Rosa María Mateo sigue esperando...