Gobierno de coalición
Redondo se acerca a Iglesias para 'hacer pinza' contra Calvo en el Gobierno
Sánchez reunió este sábado a sus ministros para, entre otras cosas, mejorar la coordinación a todos los niveles y frenar así la pugna Redondo-Calvo

El director del gabinete de Presidencia, Iván Redondo, se acerca al vicepresidente Pablo Iglesias para 'hacer pinza' contra la ministra Carmen Calvo. La pugna Redondo-Calvo es pública y notoria por parte de algunos ministros y miembros del Ejecutivo. Cuando parecía que la batalla por acaparar poder estaba ganada por parte de Redondo, Calvo salta a la palestra con una entrevista en la que opone resistencia. 

En esta pugna ha surgido la figura de Iglesias, nuevo e inesperado apoyo de Redondo en esta pugna dentro del Ejecutivo. La nueva amistad Redondo-Iglesias no ha pasado desapercibida en Moncloa. El gurú de Sánchez tiene "buena sintonía" con el líder de Podemos, según fuentes conocedoras. 

 [Iglesias se sentará en la 'mesa de Gobiernos': "El presidente me ha pedido que esté"]

Las relaciones PSOE-Podemos van "viento en popa" dentro del Gobierno de coalición, según reconocen fuentes de Moncloa. Este sábado el presidente decidió pasar una jornada con sus 22 ministros en la finca toledana de Quintos de Mora. El Ejecutivo estableció un calendario con una hoja de ruta a seguir por todos los ministros y, además, aprovechó para "subsanar" errores de comunicación que expusieron la imagen de Sánchez. 

 Coordinación "a todos los niveles" 

El error de postergar la mesa de diálogo en Cataluña hasta después de las elecciones y su posterior rectificación, por parte del Ejecutivo en menos de siete horas, sigue pasando factura a la hora de buscar culpables. No han faltado dedos que señalan a "un error de Calvo". Tras el incidente, el presidente del Gobierno busca máxima coordinación entre ministerios y, por ende, en la comunicación tanto interna como externa. De ahí que fuentes ministeriales aseguren que en este viaje "también se ha buscado máxima coordinación a todos los niveles". 

El presidente reforzó la figura de Redondo dándole más poder, incluso, que a los ministros. Sin embargo, también mantuvo a Calvo como vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Es decir, Calvo sigue coordinando al Gobierno y así lo ha hecho ver recientemente en una entrevista en El País: "Presidencia no tiene gestión. Vicepresidencia sí". 

Las palabras de Calvo descolocaron a varios ministros. "Yo me ocupo de la coordinación del Gobierno, preparo el Consejo de Ministros. En mis manos está decir lo que se para, lo que no veo claro, lo que tiene garantía jurídica. Cuando hay varios ministerios que discrepan, decido quién tiene la razón", aseguró la vicepresidenta en la entrevista. Un mensaje que algunos socialistas interpretaron que se dirigía a Redondo.