Cataluña
Puigdemont pide estar en la mesa de diálogo con Sánchez 'vía Skype' junto a Oriol Junqueras
El ex presidente busca ser reconocido por el PSOE en la mesa de diálogo y, a cambio, ofrece a ERC que los presos también tengan voz

 El ex presidente Carles Puigdemont ha pedido a su sucesor Quim Torra que presione a los socialistas para estar presente ‘vía Skype' en la mesa de diálogo para solucionar el "conflicto político" en Cataluña y ser reconocido por el Gobierno central. Así lo confirman a LPO fuentes próximas a su entorno. El dirigente catalán quiere compartir espacio con el propio presidente, Pedro Sánchez, que presidirá la primera reunión de la mesa junto al líder de Podemos, el vicepresidente segundo, aunque el resto de interlocutores aún no han sido confirmados. 

El catalán, fugado de la Justicia y residente en Waterloo, quiere conocer de primera mano lo que se habla en la mesa de negociación y busca ser reconocido por el resto de interlocutores, pese a no formar parte de ningún Ejecutivo. Las fuentes consultadas aseguran que para ganarse el favor de ERC ante esta oferta, Puigdemont quiere que la voz de los presos también sea escuchada y planteó a Torra la posibilidad de que Oriol Junqueras también estuviera presente a través de videoconferencia. Será una propuesta que realizará el presidente de la Generalitat a su socio de Gobierno.

 [Iglesias se sentará en la 'mesa de Gobiernos': "El presidente me ha pedido que esté"]

Desde Moncloa evitan contestar a la petición de Puigdemont. Fuentes gubernamentales aseguran que el Ejecutivo "ya está en ello", acerca de designar a los miembros del Gobierno que conformarán la mesa de diálogo para solucionar el "conflicto político" en Cataluña. El primero en desvelar su participación ha sido Pablo Iglesias, este lunes durante una entrevista en La Sexta. "El presidente me ha pedido que esté", contestó el líder de Podemos.

Otro de los hombres fuertes que no se descarta es el ministro de Sanidad y secretario de Organización del PSC, Salvador Illa. Hasta el momento, la vicepresidenta Carmen Calvo ha sido la dirigente que más peso ha tenido en la interlocución con la Generalitat. Concretamente y según apuntan las fuentes, la ministra sigue manteniendo "buena sintonía" con el vicepresidente catalán de ERC, Pere Aragonès. 

JxCAT, preparado para las elecciones

Puigdemont participó este sábado en un acto de JxCAT en Barcelona. El ex presidente, a través de videoconferencia, aseguró que la formación está lista para las elecciones. "Cuando el presidente Torra diga la fecha en la que a los catalanes nos tocará ir a las urnas, tendremos que estar a punto. Lo remontamos todo", dijo el dirigente. El plan de JxCAT pasa por capitalizar el diálogo sobre la mesa con el Gobierno central para erosionar a los republicanos en precampaña e insisten en que la figura del relator es indispensable. 

Torra insistió este sábado en que pedirá al Ejecutivo el nombre de un mediador en la primera reunión de la mesa de diálogo. "Lo que tenemos que defender ahora es el ejercicio del derecho a la autodeterminación y el fin de la represión desde dos vertientes: por un lado la amnistía, por otro lado la desjudicialización. Y ahora se le añade otro punto, que tendremos que trasladar en la próxima reunión: este diálogo se tiene que hacer con un mediador", advirtió Torra. 

[Iglesias se sentará en la 'mesa de Gobiernos': "El presidente me ha pedido que esté"]

Los republicanos, por su parte, no consideran que la figura del mediador sea condición indispensable. Así lo expresó este lunes su portavoz Marta Vilalta. "Es más importante que haya mesa de negociación que que haya mediador en esta mesa de negociación", dijo la diputada. Un gesto, interpretado por por diputados de JxCAT, como un "capote" hacia el Gobierno que se pone de perfil ante el asunto. Mientras la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, rechazó este lunes de plano la figura del mediador. Su compañera y ministra Carmen Calvo no dijo ni que sí, ni que no. Simplemente afirmó: "Hay que dialogar y eso lo sabe todo el mundo", aseguró a su salida en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum.