Cataluña
Iglesias se sentará en la 'mesa de Gobiernos': "El presidente me ha pedido que esté"
El vicepresidente de Gobierno confirma la información adelantada por LPO de que habló con Pedro Sánchez para estar en este órgano de diálogo

Pablo Iglesias estará en la 'mesa de Gobiernos' catalana, según ha confirmado él mismo este lunes. El vicepresidente segundo ha confirmado la información adelantada por LPO, y ha admitido que habló con Pedro Sánchez sobre su presencia en este órgano de diálogo, condición exigida por ERC para apoyar la investidura del presidente de Gobierno. 

El líder de Podemos, que planteó esta exigencia a Sánchez, ha asegurado en una entrevista en La Sexta que "el presidente de Gobierno me lo pidió y mi obligación es estar". Además, ha adelantado que habrá más ministros de Unidas Podemos en ese órgano, pero ha evitado dar nombres, asegurando que será Sánchez quien anuncie el nombre completo de representantes. En este sentido, ha dado por hecho que habrá también dirigentes de ERC, sin aclarar si podría estar el ex vicepresident del Govern, Oriol Junqueras.

[Podemos exige a Pedro Sánchez estar en la 'mesa de Gobiernos' catalana]

"Vamos a hacer todo lo que podamos para hacer que esta negociación salga bien. La gente quiere ya algún tipo de solución política", ha defendido Iglesias, que ha rechazado la exigencia de JxCat de incluir un "relator" en la mesa de diálogo como condición para celebrarla. "No está previsto", ha argumentado Iglesias. "No está encima de la mesa en esa figura de ese tipo, es una mesa pactada entre los dos gobiernos", ha zanjado, apoyando así la postura de ERC que también rechazaba la presencia de esta figura como una condición sine qua non

El vicepresidente también ha justificado sus aplausos al Rey en la apertura de legislatura -un aplauso que no acompañó el grupo parlamentario de Unidas Podemos-. "Para un republicano aplaudir al rey no es fácil, pero era un gesto de estricta cortesía parlamentaria. Hiciéramos lo que hiciéramos nos iban a criticar", ha defendido, aunque ha admitido que la decisión fue fruto de un intenso debate en el grupo parlamentario. "No es lo que más me ha hecho sentir más orgulloso, pero era lo correcto".