Apertura de Legislatura
Los ministros de Podemos aplauden al Rey, pero sus diputados no
Felipe VI reivindicó la Constitución y una "España para todos" ante el Congreso. No hizo ninguna mención a Cataluña y pidió "reflexión, debate y diálogo"

Felipe VI presidió la sesión de apertura de la XIV legislatura, la primera con un gobierno de coalición, y frente a un hemiciclo en el que faltaban los diputados de nacionalistas e independentistas de ERC, JxCat, EH Bildu, la CUP y el BNG. Al acabar su alocución, el monarca recibió una gran ovación por parte del hemiciclo. También aplaudieron los ministros de Unidas Podemos, aunque más tímidamente que sus compañeros de Gobierno. Los integrantes de la bancada morada y del PNV solo se pusieron en pie.

[Los socios de Sánchez complican el relato a Moncloa con sus ataques al rey]

El aplauso de Irene Montero, Yolanda Diaz, Alberto Garzón y Manuel Castells, marca un giro gestual importante en la agrupación morada que históricamente ha sido muy crítica de la monarquía y es acaso otro reflejo del impacto que tuvo en esa formación el ingreso al Gobierno, como reveló LPO.

El rey empezó su discurso agradeciendo las palabras de la presidenta del Congreso, y la "cálida acogida" recibida por parte de los diputados. A todos ellos, les reconoció su "mayor consideración y reconocimiento", al igual que "a todos los integrantes del Gobierno ya constituido".

También tuvo palabras de agradecimiento para los diputados autonómicos y del Parlamento Europeo, así como a todos los concejales de los ayuntamientos de España. Aprovechó la ocasión para recordar a los miles de ciudadanos que, a lo largo de las últimas décadas, han participado en la vida pública.

A continuación, realizó una serie de reflexiones sobre las elecciones del 10 de noviembre. Destacó que son ya catorce generales celebradas desde la aprobación de la Constitución, y que en todas ellas ha habido un "alto grado medio de participación", lo que "constituye un ejemplo del civismo político de nuestros ciudadanos".

Al abrir la nueva Legislatura, añadió, "iniciamos un nuevo periodo político en el que, a través de la reflexión, el debate y el diálogo, Sus Señorías decidirán sobre cómo mejorar las condiciones de vida y la manera de resolver los problemas de nuestros ciudadanos". 

Felipe VI recordó que, desde las elecciones de 2015, las Cortes "han ampliado su diversidad representativa, fruto de las diferentes opciones políticas que han concurrido a las elecciones".

[El rey pidió "respeto a la Constitución" en medio de la negociación entre el PSOE y ERC]

Una "nueva realidad", fruto de un "mayor pluralismo representativo", en la que, en palabras del Rey, tendrá un papel fundamental la Constitución: "Ha sido el lugar de encuentro de todos los españoles, de diferentes modos de entender y sentir España". Recordó, además, que la Carta Magna "nació del diálogo y el acuerdo", a los que el monarca dio mucha importancia, como ya hiciera en su discurso de Navidad el pasado 24 de diciembre.

Sobre aquellas palabras a los españoles, Felipe VI recordó su "mensaje de confianza en nosotros mismos", ante "una época llena de preocupación ante las incertidumbres viejas y nuevas", que requiere la "adaptación a los cambios que vive nuestra sociedad" y una "confianza plena en España".

Sobre el futuro del país, el rey concluyó su discurso lanzando una advertencia a todos los diputados: "España no puede ser de unos contra otros, España debe ser de todos y para todos. Así lo ha querido la sociedad española desde hace 40 años".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.