Cataluña
Un sector de ERC desconfía de Sánchez y cree que la negociación "es un timo"
Dirigentes de ERC piden "estar vigilantes" con los socialistas para que "cumplan lo firmado". La consigna es "prudencia" ante los medios y "coherencia" ante su defensa de la autodeterminación por la vía del diálogo

El giro de Moncloa tras rectificar, en menos de siete horas, su decisión de no celebrar la mesa de diálogo entre gobiernos hasta después de las elecciones catalanas ha tenido consecuencias en Esquerra Republicana de Cataluña. Los republicanos se enteraron del giro de Sánchez por la prensa y se desató un enfado "monumental" dentro de la formación independentista, según fuentes conocedoras. Algunos dirigentes temen que el acuerdo firmado con los socialistas sea "un timo" y piden a la dirección "estar vigilantes" para que cumplan lo firmado. 

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha tenido que quitar este viernes 'hierro' a la reunión que mantuvo con Sánchez en La Moncloa, en la que el presidente rectificó y reactivó la mesa de diálogo para solucionar el "conflicto político" en Cataluña. "No quiero que la gente se vaya con la idea de que amenacé. Hay unos acuerdos que hay que respetar y, si no se respetan, las relaciones se enturbian, se intoxican", dijo Rufián en la SER. 

 [Moncloa aplazó la mesa catalana para forzar a Torra a dar la fecha electoral]

Sin embargo y tras el anuncio del Gobierno de cancelar el encuentro hasta después de los próximos comicios catalanes, cundió el malestar entre algunos cuadros de la formación independentista en su cuartel general de Barcelona. "Nos están dejando en mal lugar ante la opinión pública catalana", señaló un dirigente. Desde ERC se culpa al PSOE y a JxCat por igual, asegurando que la reunión Sánchez-Torra había "puesto nervioso a más de uno en Moncloa". 

Fuentes conocedoras del encuentro Sánchez-Rufián aseguran que el republicano transmitió el sentimiento de su partido asegurando que no se podía "jugar con la credibilidad del proceso de negociación del conflicto político". Pese a la posterior rectificación por parte del Ejecutivo y según las fuentes consultadas, existe un sector en ERC que sostiene que el pacto con los socialistas "no es de fiar" e insisten en "estar atentos" para que su relato no caiga en plena campaña electoral. 

Las mismas fuentes apuntan a LPO que "la mayoría del partido tranquiliza al resto porque todo hasta el momento se está cumpliendo". La consigna dentro de la formación republicana es "prudencia" ante los medios y "coherencia" ante su defensa de la autodeterminación por la vía del diálogo.