Gobierno
Críticas de dirigentes socialistas a Iván Redondo por los vaivenes con la 'mesa de Gobiernos'
Califican de "globo sonda" el anuncio inicial de posponer la negociación hasta las elecciones. La rectificación posterior refleja que "ERC nos ha doblado el brazo"

La jornada del jueves no pasará a la historia como una de las más brillantes que se hayan visto en Moncloa. Si acaso, se recordará por todo lo contrario. En apenas unas horas, el Ejecutivo de Pedro Sánchez pasó de posponer la puesta en marcha de la 'mesa de Gobiernos' por el anuncio de elecciones anticipadas en Cataluña a asegurar, en un comunicado emitido bien avanzada la tarde, que se mantenía la voluntad de iniciar las negociaciones antes de los comicios autonómicos.

[Sánchez rectifica y vuelve a ceder ante ERC: se sentará en la 'mesa de Gobiernos' antes de las elecciones

Tal y como se contó en estas páginas, en el cambio de criterio del Gobierno tuvieron mucho que ver las advertencias de ERC al Ejecutivo. Los republicanos, después de acusar a los socialistas de protagonizar un "incumplimiento flagrante" de lo acordado para la investidura de Sánchez, alertaron del posible bloqueo que podía provocar Torra, con un retraso permanente de los presupuestos catalanes para posponer durante meses las elecciones y, por tanto, la formación del nuevo Govern y la mesa de diálogo. Una circunstancia que supondría un gran desgaste para el propio Sánchez y también con Esquerra. Además, la reunión del presidente con Gabriel Rufián en Moncloa resultó definitiva para la rectificación del Ejecutivo.

Una vez analizado todo lo ocurrido en las últimas 24 horas, algunos dirigentes socialistas consultados por LPO no salen de su asombro por este "volantazo". Reconocen que fue la vicepresidenta, Carmen Calvo, la primera en poner en cuestión la reunión con Torra y la 'mesa de Gobiernos'. No obstante, y a pesar de que es probable que desde Moncloa se la trate de señalar como la culpable, los cargos del PSOE contactados apuntan al gabinete de Sánchez: "Ese mensaje está cocinado desde Moncloa. Y, después de las reacciones, se tuvo que rectificar".

Según estos dirigentes, el responsable de lo sucedido es el director de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo. Con el anuncio de elecciones anticipadas en Cataluña, afirman, "él quiso lanzar un globo sonda" sobre el retraso de la mesa de negociación: "El objetivo, seguro, era desgastar a Torra y ver qué reacción tenía Esquerra, con la esperanza de que se alineara con el Gobierno y culpara al president. Pero era una estrategia demasiado arriesgada".

Los republicanos, como es sabido, se plantaron y afirmaron que no negociarían con Sánchez los Presupuestos de 2020 si no cumplía con la promesa que facilitó su investidura. Una reacción calificada como "totalmente lógica" por parte de las fuentes consultadas: "Nos guste o no, ERC es un socio del que dependemos. Y si hemos pactado con ellos la 'mesa de Gobiernos', la tenemos que hacer sí o sí".

Hemos dado la imagen de que Esquerra nos ha doblado el brazo

El problema, añaden estos dirigentes socialistas, es que con la rectificación del jueves, previa visita de Rufián a La Moncloa, "hemos vuelto a recordar quién manda, como dicen hoy varios periódicos, y hemos dado la imagen de que Esquerra nos ha doblado el brazo".

Todo ello cuando, "en la práctica, y tras el anuncio de elecciones, teníamos la excusa perfecta para poner en marcha una mesa de negociación en la que no iba a haber avances por estar el Govern en funciones". Una oportunidad que ahora, y tras una mala estrategia, queda comprometida: "Nos van a pedir nuevos pasos o compromisos".

El "cambio de opinión" del Gobierno, "impulsado por Iván Redondo", ha sido una mala idea: "Nos ha desgastado para quedarnos como antes, o peor que antes. Y no es la primera vez en los últimos meses que esto sucede..."