Cataluña
ERC, PSC y comunes 'ensayan' un tripartito con los presupuestos de Colau
Los tres partidos de izquierdas, también con el apoyo de JxCat, tiran adelante las primeras cuentas del mandato con una cifra récord de 3.000M€ en el global

Ada Colau tira adelante las cuentas municipales para 2020 gracias al apoyo de su socio de gobierno -el PSC- pero también de ERC y JxCat, que se han sumado al acuerdo. Barcelona aprobará sus primeros presupuestos del nuevo mandato dentro del juego de dominó para aprobar las cuentas autonómicas y el desbloqueo de la investidura a Pedro Sánchez. El acuerdo de los tres partidos de izquierdas marca el camino que podría acabar por materializarse en un tripartito progresista en Cataluña.

El presupuesto municipal superará por primera vez un global de 3.000 millones de euros, un 14,6% más respecto a las cuentas del año 2019. El aumento de los ingresos prevé un incremento del gasto corriente de 2.386 millones de euros y también de las inversiones, que superarán los 600 millones de euros.  Las cuentas barcelonesas contarán con partidas para la vivienda social y la rehabilitación energética para edificios como consecuencia de lo pactado con Esquerra. El gasto corriente del presupuesto sube en todas las áreas, especialmente en medio ambiente, seguridad, educación y servicios sociales. 

 El presupuesto municipal superará por primera vez un global de 3.000 millones de euros, un 14,6% más respecto a las cuentas del año 2019 

Esta subida de inversiones se debe al incremento de la recaudación tras la subida de tasas e impuestos que aprobó el pleno el pasado diciembre, con los que espera recaudar 77 millones de euros. El gobierno municipal de Ada Colau calcula que dispondrá de 128,2 millones de euros más en comparación con 2019 a través de los ingresos que vengan desde el Estado. Estos presupuestos han sido los que más consenso político han generado en la ciudad, con el apoyo de 33 de los 41 concejales.

El equipo de gobierno de Colau -formado por BComú y PSC- llegó a un acuerdo con ERC para tirar adelante las cuentas de Barcelona para este 2020. La formación morada aprobará como moneda de cambio los presupuestos de Quim Torra y Pere Aragonès, que se votarán antes de convocar elecciones anticipadas en Cataluña, motivo por el que JxCat también se ha sumado al acuerdo aunque formalmente sea por haber llegado a un acuerdo con el Ejecutivo local. 

El concejal de presupuestos, Jordi Martí, ha tachado de "histórico" el acuerdo, con unas cuentas que ha calificado de "expansivas y por tanto de izquierdas". El concejal de ERC, Ernest Maragall" ha asegurado que pasará de la "confianza" inicial por los presupuestos a la "exigencia, vigilancia y presión" para que se cumplan. La posconvergente Elsa Artadi ha insistido en que su grupo buscará "puntos de encuentro" para tener "credibilidad" a la hora de valorar la acción municipal.

[Torra anuncia elecciones anticipadas cargando contra la "deslealtad" de ERC]

JxCat y ERC se encuentran en posiciones irreconciliables dentro del independentismo. Los republicanos apuestan por una vía de diálogo más pragmática sin renunciar al objetivo final de la secesión, mientras que los posconvergentes apuestan por un escenario de más tensión y desobediencia contra el Estado. El desencuentro final se produjo como consecuencia de la suspensión del acta de Quim Torra, que abrió una crisis en el Govern.

Este presupuesto marca un nuevo escenario de alianzas, en la que ERC, el PSC y los comunes podrían dibujar un nuevo tripartito que sobreponga el eje ideológico al nacional. Los socialistas han alejado esta posibilidad, aunque ,tal y como explicó LPO, el objetivo de esta dureza argumental serviría para lanzarse contra el voto de un Cs en retroceso y luego justificar el pacto con una "domesticación" del partido de Oriol Junqueras. 

Cs apunta al "tripartito"

PP, Cs y Barcelona pel Canvi (BpC) se han mostrado muy críticos con las cuentas de Colau, tanto en el plano ideológico como en las consecuencias que tienen a nivel político. Valls ha acusado al gobierno municipal de dar "oxígeno al Govern de la Generalitat", mientras que la portavoz naranja, Luz Guilarte, ha hablado de de "intercambio de cromos", con algunos dardos al PSC al recordar que han "pactado con independentistas" tras haber prometido en campaña que "no lo harían". 

Jordi Martí ha insistido en que su voluntad era que las cuentas también se aprobaran en Cataluña y en el Estado, para que los presupuestos locales puedan llevarse a cabo. Valls ha advertido de lo "preocupante" de que ERC se haya "colocado en el centro del tablero" a nivel local, autonómico y estatal. Cs, PP y BpC han criticado la parte "expansiva" del presupuesto al considerarlos "faltos de realismo". 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.