Moncloa asume que gobernará por decreto hasta septiembre tras el anuncio electoral de Torra
El Gobierno de Pedro Sánchez es consciente de que el adelanto de las elecciones complica el calendario para aprobar los presupuestos, que podrían salir más allá de verano

El anuncio de Quim Torra de que convocará elecciones en Cataluña después de que se aprueben los presupuestos de la Generalitat en el mes de marzo abre un nuevo periodo de gran incertidumbre política que impacta de lleno en los primeros pasos del gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos.

Torra y Puigdemont pretenden ganar tiempo y complicar al máximo el calendario del diálogo pactado por los socialistas y Esquerra Republicana de Cataluña que pasaba por poner en marcha la mesa de negociación de los dos gobiernos a la vez que se aprobaban los presupuestos del Estado.

Con el escenario electoral abierto de par en par en Cataluña, ERC pierde capacidad de maniobra para dar nuevos pasos en el dialogo con el gobierno central porque teme dar argumentos a la acusación de traidores que ya han empezado a lanzarles desde las filas de Junts per Cataluña.

[Torra anuncia elecciones anticipadas cargando contra la "deslealtad" de ERC]

Puigdemont sigue marcando la estrategia de los suyos desde Bruselas y es el que ha convencido a Torra de no convocar ahora elecciones y no destituir de momento al vicepresidente Aragonés, una posibilidad que según ha sabido LPO estuvo a punto de cristalizar este martes, que fue abortada a ultima hora y que puede llevarse a cabo después de que se aprueben los presupuestos catalanes.

Puigdemont pretende tener maniatados a los de Esquerra mientras juega con el calendario electoral a la espera por un lado de la sentencia definitiva por inhabilitación contra Torra y por otro, de la votación de su suplicatorio en el Parlamento Europeo. El expresident pretende usar el mas que probable voto a favor de los socialistas a ese suplicatorio para denunciar que no hay voluntad real de solucionar el conflicto.

Así las cosas, fuentes cercanas a Junts han señalado a LPO que las elecciones pueden ser finalmente convocadas para el mes de junio. Este calendario pone muy difícil la aprobación de los presupuestos del Estado antes del verano ya que Esquerra tendrá complicado aprobarlos antes de la cita con las urnas por miedo a perder de nuevo las elecciones.

Moncloa anunció hace días que ya no tenía tanta prisa en aprobar los presupuestos y ahora comienzan a asumir en privado que tal vez no se puedan tener en vigor hasta septiembre, lo que obligaría a aprobar los fondos para todas las nuevas políticas que se quieran poner en marcha por decreto; una vía a la que tuvo que recurrir una y otra vez desde la moción de censura.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.