Brexit
El paso exprés a Gibraltar diseñado para el Brexit: 7 millones de euros y solo 200 usuarios registrados
La llamada "frontera inteligente" ha tenido poca aceptación entre los vecinos del Campo de Gibraltar y los ayuntamientos temen situaciones de colapso tras la salida oficial del Reino Unido de la UE

En julio de 2015, el Gobierno de Rajoy puso en marcha, con cargo a los presupuestos del Ministerio del Interior, lo que entonces se denominó la "frontera inteligente" en la Verja de Gibraltar, con el objetivo de agilizar los pasos al Peñón. Dos años después, ya con el Brexit aprobado y con Zoido al frente del Ministerio, se reforzó la presencia policial y se insistió en que los nuevos controles facilitarían la entrada de españoles en la colonia incluso después de que Reino Unido abandonase la UE y la colonia dejara de pertenecer al Espacio Schengen. Pese a ello, el proyecto no ha tenido el éxito esperado.

Según explican a LPO alcaldes de los municipios pertenecientes al Campo de Gibraltar, la inversión final de Interior llegó a los 7 millones de euros y la iniciativa, en su día, tuvo mucha repercusión en la zona. El  delegado del Gobierno en 2017, Antonio Sanz, animó a la población a usar los nuevos puestos fronterizos, con el objetivo de que, una vez confirmado el Brexit, los pasos al otro lado de la Verja fuesen más ágiles pese a los nuevos controles fronterizos.

Ya entonces, señalan estos ediles, se temía que las nuevas vallas automatizadas, y el sistema de identificación autonómica de transeúntes que se quisieran registrar para pasar por "el lado rápido" de la Verja no tuvieran los resultados esperados. Y esos malos augurios, admiten, "se han confirmado al cien por cien" a las puertas de que el Brexit sea una realidad.

[Las solicitudes de nacionalidad española de británicos se multiplican por 10 desde el referéndum del Brexit]

Según los datos oficiales que se manejan en estos consistorios, solo unas 200 personas, pertenecientes a las localidades colindantes con Gibraltar, optaron por rellenar el formulario facilitado por las administradores para poder pasar al otro lado de la valla con un control "más rápido". Una cifra que, después de la inversión de 7 millones de euros, y teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que atraviesa de forma diaria la Verja, puede ser considerada como un "fracaso".

Ante esta circunstancia, alcaldes del Campo de Gibraltar han pedido, por carta, ayuda al Ministro de Asuntos Exteriores para que se implique también en los controles de salida y acceso tras el Brexit. Tal y como ha podido confirmar LPO, la nueva ministra, Arancha González Laya, ya ha remitido una misiva de respuesta, en la que anuncia que se desplazará hasta la zona para conocer la realidad de los pueblos 'fronterizos' con Gibraltar y ver, in situ, esos controles en la Verja. 

La titular de Exteriores, además, también está dispuesta a mantener reuniones en Madrid con cualquier alcalde de los municipios del Campo de Gibraltar que así se lo soliciten.