PSOE
Sorpresa en Ferraz por la 'conversión sanchista' de Susana Díaz: "Está desesperada"
La ex presidenta de la Junta admitió el lunes que "Sánchez acertó" al negarse a facilitar la investidura de Rajoy. En la ejecutiva federal creen que busca un acuerdo con el jefe del Ejecutivo

El pasado lunes, en el Parlamento de Andalucía, y en una réplica al presidente Juanma Moreno, Susana Díaz sorprendió a propios y extraños al expresarse en estos términos sobre la abstención del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy: "Me equivoqué y acertó Pedro Sánchez. Lo hicimos por generosidad con España, porque queríamos que en España hubiera gobierno, porque pensábamos que su partido, con la situación a la inversa, haría lo mismo". Unas palabras que suponen una enmienda a la totalidad de lo defendido por ella misma desde hace más de tres años.

La apuesta decidida de Díaz y otros barones regionales por la abstención en 2016 provocó la mayor crisis de la historia reciente del PSOE. La entonces presidenta de la Junta y otros líderes territoriales lograron imponerse a Pedro Sánchez en un tumultuoso Comité Federal que acabó con la dimisión del secretario general y la decisión de desbloquear la investidura de Rajoy. Ahora, sin embargo, y con todo lo que ha pasado en este tiempo, la líder de la oposición en Andalucía ha cambiado de opinión.

[Susana Díaz ahora avala el pacto de Sánchez con ERC para salvar su futuro en el PSOE-A

Un giro de 180 grados que, como era imaginable, no ha pasado desapercibido en Ferraz. Según explican a LPO cargos socialistas próximos a la ejecutiva federal, el nuevo discurso de Díaz es interpretado como "un intento más" de llegar a un acuerdo con Sánchez para su continuidad al frente del PSOE andaluz o lograr un puesto institucional de relevancia aprovechando la formación del nuevo Gobierno.

Las mismas fuentes, sin embargo, advierten de que "en Madrid quedan ya pocos regalos libres" y la apuesta decidida de Sánchez es iniciar una nueva etapa en la federación andaluza, con un liderazgo alternativo al de Susana Díaz.

[Ferraz quiere evitar otra guerra con Susana Díaz y le propondrá un candidato de consenso

De hecho, tal y como se informó en estas páginas, el objetivo del presidente es llegar a un acuerdo con la propia Díaz para su relevo. Y, tanto en Moncloa como en Ferraz se empieza a hablar de Juan Espadas como la persona idónea para evitar una guerra en el PSOE andaluz a través de un candidato de consenso.

Pese a esa posición de Sánchez, Díaz no se resigna y sigue escenificando una reconciliación con el presidente: "Está desesperada. Es consciente de que su ciclo político en Andalucía está acabado y busca una salida". Sánchez, en opinión de estos dirigentes, debe tener esta circunstancia presente y, si es posible, ofrecerle un pacto que contente a todas las partes: "Es la oportunidad de sellar la paz definitiva e iniciar un nuevo rumbo en Andalucía. Y no hay que desaprovecharla".