Brexit
Las solicitudes de nacionalidad española de británicos se multiplican por 10 desde el referéndum del Brexit
Este viernes se hace efectivo el Brexit, y muchos británicos residentes en España piden la nacionalidad española para mantener sus derechos como miembros de la UE

En apenas tres días, el Brexit se hace efectivo y por primera vez en la historia de la Unión Europea, un Estado hace efectivo su abandono. Un hecho que preocupa especialmente en España donde residen alrededor de 360.000 británicos cuyo derecho a circular o trabajar libremente en el resto de estados de la UE está en riesgo ya que a partir de 2021 serán considerados ciudadanos de un país tercero.

Michael Harris, presidente de Eurocitizens, asociación que representa a más de 1.000 ciudadanos británicos residentes en España, asegura que el número de peticiones de nacionalidad española "casi se cuadruplicó a partir de 2016", año en que se celebró el referéndum del Brexit. Harris considera que es la única opción segura para mantener los derechos que otorga el estatus de ciudadano europeo para el que una persona debe ser nacional de un Estado miembro de la UE.

[Johnson consigue aprobar la Ley del Brexit: Reino Unido abandonará la UE el 31 de enero]

Según datos del Ministerio de Justicia, efectivamente, a partir de 2016, el número de solicitudes de nacionalidad por residencia aumentó notablemente, especialmente en 2019, fecha en la que las cifras registradas solo vía sede electrónica, se situaron en 335, lo que supone que tales peticiones decuplicaron a las de hace cuatro años, cuando solo una treintena elevó esta petición por esta vía. A pesar de perder la nacionalidad británica, los británicos que adquieran la nacionalidad española se convertirían en ciudadanos europeos de pleno derecho "y no solo podríamos votar en elecciones locales y europeas, también autonómicas y generales".

"El Acuerdo de Retirada no incluye derechos claves para los británicos en España como es el de la libre circulación o la prestación de servicios a lo largo de la UE-27. Esta omisión afectará de manera desproporcionada a la gente joven y a la población activa", sostiene el presidente de Eurocitizens.

Así, "los jóvenes con nacionalidad británica no tendrán la opción de ir a estudiar o trabajar en otro país de la Unión Europea sin poner en riesgo su derecho de residencia en España. Los profesionales (intérpretes, informáticos, abogados, cocineros, músicos etc.) no podrán ofrecer sus servicios fuera de España".

Un trámite que requiere paciencia

Eurocitizens subraya que existe un desequilibrio entre Reino Unido y España a la hora de adquirir la nacional. En el primer caso, la ley británica contempla cinco años de residencia legal previa para iniciar el trámite, sin embargo, en España el tiempo se duplica y es necesaria la demostración de 10 años de permanencia.

"El verano pasado el Gobierno español puso en marcha un plan de choque para agilizar la tramitación de las solicitudes, pero el sistema todavía es aleatorio: hay solicitudes resueltas en tres meses y otras que siguen abiertas tras tres años", explica Harris.

Otra cuestión que pone sobre la mesa Eurocitizens es que la Administración española no admite la doble nacionalidad, algo que sí se concede a los españoles en Reino Unido. Pero el precio no es solo de tiempo y paciencia, también es económico, pues el proceso tiene un coste por persona de 600 euros.

* Dato correspondiente a las peticiones de nacionalidad española por parte de británicos mediante Sede Electrónica. 

Además, es necesario presentarse a dos exámenes (prueba lingüística sobre el dominio de la lengua española y otro que mide el grado de conocimiento sobre conceptos constitucionales y socioculturales de España).

En la actualidad, Eurocitizens defiende que el 77% de las peticiones de nacionalidad española aún no han recibido respuesta. LPO ha trasladado tal inquietud al Ministerio de Justicia pero estamos a la espera de contestación.

En cualquier caso, con la tabla de datos por delante, sí se puede afirmar que el número de solicitudes no coincide con el número de concesiones debido, muy probablemente, al desfase temporal entre el inicio del trámite y la resolución definitiva.

El temor de un limbo administrativo

El mayor temor de varias personas entrevistadas por LPO, cuyas identidades prefieren permanezcan en el anonimato, es que la lentitud del trámite deje en un limbo especialmente a más de 12.000 jóvenes nacidos y educados en España que ya han solicitado la nacionalidad española (porque en su momento se quedaron con la británica).

Una simple continuidad de estudios universitarios en otro país europeo a partir del 1 de enero de 2021 podría complicarse mucho para personas que, habiendo gozado del estatus de ciudadano europeo, y a la espera de mantenerlo mediante la nacionalidad española, simplemente, queden fuera de plazo por los tempos burocráticos, sin duda incoherentes con los tempos vitales.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.