Redes
Vox denuncia la "censura" de Twitter: "Llevamos 24 horas sin tuitear"
El partido de Santiago Abascal se afirma víctima de una censura por no eliminar un mensaje contra el PSOE, tal como le exige Twitter, y exige a la compañía explicar los motivos del cierre de su cuenta

Vox vuelve a denunciar una caza de brujas contra el partido. La formación de Santiago Abascal ha denunciado la "censura" de Twitter por un mensaje en el que respondía a la portavoz socialista, Adriana Lastra, a cuenta de la polémica del pin parental. El vicepresecretario de Comunicación de Vox, Manuel Mariscal, ha denunciado su cuenta personal de la misma red esta situación, que achaca a la presión de "lobbies" y "del propio Gobierno". 

"Desde VOX exigimos a Twitter que explique públicamente por qué impide a un partido político español ejercer su derecho a la libertad de expresión (recogido en nuestra Constitución) y por qué mantiene cerrada su cuenta", asegura Mariscal, en un hilo de mensajes lanzado en la misma red social. 

Según relata, todo comenzó con la respuesta desde la cuenta oficial de Vox a Lastra con un mensaje en el que acusaba al PSOE de "promover la pederastia" con "dinero público". Una acusación que el propio diputado ha querido explicar, argumentándolo en el programa Skolae en Navarra, que "se traduce en que menores de edad acceden, sin conocimiento y consentimiento de los padres, a prácticas e información de contenido sexual".

Según relata Mariscal, Twitter les advirtió de que estaban recibiendo denuncias por incitación al odio: un requerimiento al que respondieron preguntando sobre qué colectivo o persona se estaba incitando al odio. "Twitter nos advierte de que está recibiendo denuncias contra nuestro tuit y reconoce: "no pudimos identificar ningún incumplimiento de las Reglas de Twitter"", señalaba también Mariscal. 

El diputado de Vox, después de especular con posibles presiones del Gobierno a Twitter, comparte, en su siguiente mensaje, una respuesta de los responsables de la red social, en la que animan al partido a retirar su tuit contra el PSOE para recuperar la cuenta. 

A continuación, deja clara la postura de los de Abascal:  "No lo haremos. Somos un partido legalmente constituido, somos tercera fuerza política en España, representamos a más de 3,6 millones de votantes y, como nosotros, miles de ciudadanos españoles están sufriendo la censura en Twitter y en otras redes sociales. Y decimos basta".

Desde Vox exigen a Twitter "que explique públicamente por qué impide a un partido político español ejercer su derecho a la libertad de expresión (recogido en nuestra Constitución) y por qué mantiene cerrada su cuenta. Y de paso que expliquen por qué están restringiendo la libertad de expresión también a los españoles en las redes sociales a través de "agencias privadas verificadoras".