Podemos
Iglesias descarta una candidatura alternativa: lo que le pasó a Errejón sirvió de "escarmiento"
El secretario general se asegura una tercera Asamblea Ciudadana mucho más pacífica que Vistalegre 2. Los críticos están debilitados y "han aprendido la lección"

 Pablo Iglesias ha visto en su llegada al Gobierno como vicepresidente segundo la mejor oportunidad posible para adelantar la tercera Asamblea Ciudadana de Podemos y blindarse al frente de la secretaría general. Vistalegre 3 estaba prevista para 2021, pero ahora se llevará a cabo el próximo mes de marzo, en un momento de máxima fortaleza para un Iglesias que parece haber logrado acallar, al menos momentáneamente, a sus críticos.

El momento por el que atraviesa al partido es, de hecho, clave en esta decisión del secretario general. La euforia de haber entrado en el Consejo de Ministros tapa una serie de dificultades internas que podían hacer mella en su liderazgo, como el pleito pendiente con los abogados del partido forzados a marcharse o la necesaria reorganización en varias federaciones regionales.

[Las 'dos caras' de Podemos: la fortaleza institucional contra la debilidad orgánica]

A todo ello, hay que sumarle las más que seguras renuncias a su propio programa de gobierno que deberá asumir Unidas Podemos en los próximos meses. Sin ir más lejos, Iglesias ya ha tenido que aceptar que no se derogará de forma íntegra la reforma laboral, que las competencias de Seguridad Social no pertenezcan a trabajo, y que la subida del salario mínimo se quede en 950 euros, sin llegar a los mil. Una serie de "decepciones" que, de ir a más, podrían perjudicarle en un Vistalegre 3 a un año vista.

Con todo este escenario en mente, Iglesias ha agilizado los plazos con una idea clara: en esta ocasión, no tendrá que enfrentarse a ninguna candidatura alternativa y ni su gestión al frente de Podemos, ni su propia continuidad como secretario general, se pondrán en cuestión. Algo muy diferente a lo que pasó hace apenas 3 años, en febrero de 2017, cuando tuvo que enfrentar su programa al de Íñigo Errejón.

La 'guerra civil' entre dos de los fundadores del partido desgastó mucho a Iglesias, cuyo liderazgo, pese a su victoria en la votación, se ha puesto en cuestión en varias ocasiones a lo largo de estos tres años. Ahora, sin embargo, nada de eso va a pasar.

Según explican a LPO cargos de Podemos próximos al secretario general, la experiencia de Errejón ha servido de "escarmiento" para los críticos que todavía pertenecen al partido: "Si hubiera tenido paciencia, Íñigo podría ser ahora ministro. Sin embargo, no aceptó la derrota, decidió irse, y ahora ha caído en la irrelevancia".

Tampoco les va mucho mejor a otros históricos críticos de Podemos. La líder anticapitalista Teresa Rodríguez, de hecho, ha asegurado este miércoles que aún no tiene decidida su continuidad al frente del partido en Andalucía, después de unos resultados electorales, los de diciembre de 2018, que le han lastrado en el último año.

La relación con Errejón, inexistente

Así las cosas, Pablo Iglesias tendrá vía libre para revalidar su cargo como secretario general, en una Asamblea Ciudadana que nada tendrá que ver con la de 2017. Vistalegre 2, reconocen las fuentes consultadas, resultó todo un punto de inflexión, porque el líder de la formación morada, después de la "decepción" que supuso el comportamiento de Errejón, ha sabido blindarse.

[Sorpresa en Podemos por la reelección de Iglesias: "Era el momento de Irene Montero"

Las fuentes consultadas recuerdan que, pese a la candidatura alternativa presentada por el hoy líder de Más País, "Pablo le tendió la mano y le situó al frente del partido en Madrid. Él, sin embargo, decidió abandonarnos a apenas unas semanas de las elecciones autonómicas". 

Esa decisión, reconocen en Podemos, fue "definitiva" para la relación entre unos muy buenos amigos: "La relación ahora es inexistente. Se respetan, pero nada más".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.