Cataluña
El ayuntamiento de Colau pide al Gobierno ser "cocapital" de España
La propuesta pide que se abra "una nueva etapa de relaciones institucionales" con el Ejecutivo de Sánchez solo con la oposición de JxCat

Barcelona, ¿cocapital de España? Eso es lo que quiere conseguir el gobierno de Ada Colau a partir de un nuevo marco de relaciones entre el ayuntamiento y el gobierno de España que cuente "con los recursos y proyectos necesarios para conseguir esta situación". La propuesta ha salido adelante este miércoles gracias a los votos de BComú, PSC, Cs, PP y Barcelona pel Canvi (la plataforma de Manuel Valls). ERC ha preferido abstenerse, mientras que JxCat ha sido el único grupo que ha votado en contra.

El ayuntamiento de Barcelona espera que esta nueva etapa de relaciones con el Gobierno central se rija por "los principios de lealtad institucional, confianza y responsabilidad". El Consistorio asegura que en la nueva relación se deberá "perseguir exclusivamente el beneficio en Barcelona y los barceloneses", aunque se parte de la premisa de que esta decisión es positiva para el conjunto de la ciudad. 

[Los barceloneses suspenden la gestión de Colau y reclaman mayor seguridad y civismo]

La relación entre ambos gobiernos -municipal y central- se establecerá mediante una comisión mixta permanente como instrumento. Las reuniones también deberían contemplar aspectos relacionados con la seguridad, la emergencia climática y distintas infraestructuras que puedan ser necesarias para el desarrollo de la ciudad de Barcelona. 

La propuesta de la cocapitalidad se había planteado con distintos grados de intensidad. El PSOE propuso trasladar el Senado a Barcelona, mientras que Podemos había llegado a proponer que se trasladaran algunos ministerios a la Ciudad Condal. La medida ha sido muy mal recibida históricamente por el independentismo, que defienden que la única capitalidad que debe tener el municipio es la de la hipotética "República Catalana".