Gobierno
Malestar en Moncloa por el 'sabotaje' a Nadia Calviño al crear una Oficina Económica paralela para Redondo
Pedro Sánchez ha creado una Oficina Económica del Presidente que hará labores que hasta el momento realizaba el ministerio de Economía

La reestructuración del Gobierno que Pedro Sánchez anunció la semana pasada aún se deja sentir en el complejo de La Moncloa y en el Partido Socialista. El anuncio de las nuevas competencias para el 'todopoderoso' asesor del presidente, Iván Redondo, se complementa con la creación de nuevos ministerios, vicepresidencias y hasta organismos que no estaban presentes en el anterior ejecutivo socialista. 

Es el caso de la Oficina Económica del Presidente que Sánchez ha creado para poner al frente a Iván Redondo, que tendrá poder en todos los ministerios. Una novedad llamativa, teniendo en cuenta que el propio líder socialista eliminó este área del organigrama de Gobierno a su llegada al poder tras la moción de censura, en junio de 2018. 

[Sánchez deja al PSOE fuera de los ministerios centrales del Gobierno]

La Oficina Económica del Presidente fue originalmente creada por José María Aznar en 1996 y desde entonces se mantuvo en los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. A su llegada a Moncloa, Sánchez eliminó el rango de Secretaría de Estado que hasta entonces tenía la Oficina Económica del Presidente, pasó a un rango menor y se reconvirtió en una dirección general de Asuntos Económicos dentro del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

La Oficina Económica era hasta entonces el órgano que controlaba la política económica del Gobierno y tenía influencia sobre los demás ministerios. Con su eliminación hace un año y medio, se interpretó que Sánchez dejaba todas las decisiones económicas en manos de la entonces ministra de Economía, Nadia Calviño, evitando que esta labor recayera sobre dos órganos diferentes -Economía y Oficina Económica-.

[La "bunkerización" de Moncloa: Sánchez se asegura la intervención directa en todos los ministerios]

El cambio de Pedro Sánchez al rescatar de nuevo esta secretaría de Estado y poner al frente a Redondo ha sentado mal en sectores de Moncloa y del PSOE que lo consideran un "sabotaje" a Calviño, ahora flamante vicepresidenta económica del Gobierno. 

 Sobre el papel, la llamada oficina económica del presidente se centrará en ofrecer la información del ramo a Sánchez, algo que hasta ahora hacía el ministerio de Economía. Durante el año y medio de Gobierno socialista, han sido los equipos técnicos de Economía, dependientes de Calviño, los que han redactado los informes económicos para el presidente. Un trabajo que ahora ven 'afeado' por el nuevo cambio en el organigrama. 

En Moncloa algunos consideran que la creación de esta 'Oficina Económica del Presidente' es un organismo "paralelo" a la vicepresidencia económica de Calviño que despoja de poder a la dirigente y que ha sido interpretado como una injerencia en su departamento. Al frente de esta oficina estará Redondo, que tendrá ojos en todas las áreas de Gobierno para vigilar de cerca a Podemos. Un enorme poder que, sin ostentar sobre el papel ningún ministerio, ya está causando fricciones en el recién nombrado Gobierno.