Gobierno
El Gobierno se abre a rebajar las penas por sedición en el Código Penal para contentar a los independentistas
Después de su compromiso a 'desjudicializar' el conflicto catalán, Sánchez dejó este lunes la puerta abierta a rebajar las penas por este delito por el que fueron condenados los líderes del procés

El Gobierno de Pedro Sánchez contempla revisar los delitos de rebelión y de sedición después del acuerdo alcanzado con ERC para la investidura donde renunciaba a "judicializar" el conflicto catalány tras pactar una reunión con Quim Torra la primera semana de febrero. Este lunes noche, el presidente se retractó de su promesa electoral de prohibir los referéndums ilegales pero sí abrió la puerta a modificar el Código Penal para reformar el delito por el que fueron condenados los líderes del procés. 

Este martes la portavoz del Gobierno ha reafirmado esta propuesta y ha confirmado la voluntad del Gobierno de impulsar una reforma del Código Penal que incluya "la tipificación de los delitos vistos respecto a los comportamientos producidos en Cataluña", en referencia a los delitos de rebelión y sedición. 

[[Dolores Delgado podrá promover los indultos a los presos del procés

Así se ha expresado la portavoz María Jesús Montero, que ha adelantado que el Ejecutivo prevé una "reforma amplia" del Código Penal que abarque "todos los capítulos" con el fin de que se ajuste mejor a la realidad actual. Sobre la sugerencia de Sánchez de reformar el delito de sedición, por el que fueron condenados los líderes del procés, Montero ha tratado de quitar hierro al asunto y ha insistido en que el Ejecutivo pretende abrir un debate amplio que afecte no solo a ese delito aunque, repreguntada por los periodistas, ha admitido que la reforma también se aplicaría en delitos para situaciones como "los acontecimientos ocurridos en Cataluña".

Respecto a la posibilidad de endurecer el delito de rebelión, que lleva penas de cárcel de hasta 30 años, y suavizar el de sedición para delitos como los condenados por el "procés", fuentes del Gobierno han dejado abierta esta posibilidad e incluso han llegado a comentar que sería una "orientación perfecta".

La portavoz también ha destacado que esta revisión no está en el acuerdo de Gobierno firmado por el PSOE y Podemos, de modo que el PSOE intentará llegar a una postura de consenso con el resto de partidos, "incluido el PP". Si en el debate de reforma que se abra hay una posición coincidente, el PSOE y Unidas Podemos presentarán una propuesta de reforma única; de no ser así, cada partido llevará su planteamiento.

Estas fuentes tampoco han descartado que la reforma contemple un "pack" único (revisión de ambos delitos) o, por el contrario, se trocee, informa Efe.