Gobierno
El ministerio de Irene Montero sugiere aplicar el 155 en Murcia contra el pin parental
La delegada para la violencia de género, Victoria Rosell, alienta a "seguir el camino de Cataluña" para impedir la aplicación de esta medida

La nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, la ex magistrada y diputada de Unidas Podemos, Victoria Rosell, ha propuesto aplicar el artículo 155 de la Constitución para evitar la aplicación del 'pin' parental en Murcia, donde el Gobierno de PP y Cs han aceptado esta medida de Vox para aprobar sus presupuestos. La propuesta, revestida de polémica y contra la que el Gobierno ya ha iniciado una batalla judicial, consiste en la exigencia de una autorización en los centros públicos para que los padres den su consentimiento expreso en aquellos talleres o charlas en las que consideren que puede haber contenido ideológico. 

Rosell, dependiente del Ministerio de Igualdad de Irene Montero ha pedido así intervenir la Comunidad de Murcia, como en su día se hizo en Cataluña, para obligar al Gobierno autonómico a suspender la aplicación del 'pin' en sus escuelas. 

En declaraciones a Ser Palma, Rosell ha asegurado que "hay unos cauces jurídicos que pueden no ser necesariamente judiciales sino incluso administrativos de requerimiento para que cumpla la obligación, incluso del 155 en Murcia, porque se niega a tratar a todo su alumnado por igual o a garantizar los derechos de las personas más vulnerables. Sería el camino similar al de Cataluña, la actuación unilateral para quebrantar el ordenamiento jurídico". 

Después de la polémica, Rosell se ha defendido en Twitter, donde ha respondido a una usuaria que criticaba la medida. "Sí te molestarás [sic] en oír el audio, la frase empieza "¿se imaginan?" Y termina con una carcajada. Se llama ironía", ha intentado zanjar la diputada.