Gobierno
Sánchez deja al PSOE fuera de los ministerios centrales del Gobierno
Por primera vez, Exteriores no lo ocupa alguien del partido en un gobierno del PSOE al igual que ocurre con Economía, Defensa e Interior; preocupación en las filas socialistas por la falta de preparación de sus cuadros

Pedro Sánchez ha confirmado en la composición de su segundo gobierno las tendencias que ya apuntó en el gabinete que formó hace año y medio tras la moción de censura contra Rajoy. Dejando al margen los ministros de Podemos, el ejecutivo es cada vez más de Sánchez y menos del PSOE, según han señalado a LPO dirigentes y antiguos cargos del partido.

Estas fuentes subrayan que, por primera vez en democracia, el PSOE está casi desaparecido en la dirección de 4 ministerios clave: Economía; Exteriores; Defensa e Interior. Con la excepción de la recién nombrada directora general de la Guardia Civil, María Gámez, apenas hay cuadros del partido al mando de estos departamentos.

[El nombramiento de Escrivá para Seguridad Social agita a Podemos y a los sectores más progresistas del PSOE ]

El caso más llamativo es Exteriores, un Ministerio en donde siempre han sido ministros pesos pesados del partido como Javier Solana, Fernando Morán, Moratinos, Trinidad Jiménez y el último, nombrado por Sánchez, Josep Borrell.

La nueva titular, Arancha González Laya, una experta en comercio internacional, a la que nadie cuestiona su currículo, pero que no es del partido y cercana a la ministra de Economía, Nadia Calviño; otra alta funcionaria europea independiente y ahora vicepresidenta.

Interior es otro caso singular porque era otro ministerio que el PSOE ha ocupado siempre con primeras filas del partido como Barrionuevo, Corcuera, Belloch o Rubalcaba. José Antonio Alonso fue con Zapatero el primero que llegó a Interior siendo independiente, aunque acabó afiliándose. El actual titular, Marlaska mantiene su carácter de independiente y acaba de nombrar como segundo a otro magistrado sin carné en vez de la diputada socialista Ana Botella.

[La "bunkerización" de Moncloa: Sánchez se asegura la intervención directa en todos los ministerios]

Por último, en Defensa después de ministros como Narcís Serra, José Bono o Carmen Chacón también está al frente otra jurista independiente. Margarita Robles que, aunque lleva muchos años en cargos a los que ha llegado propuesta por el PSOE, no ha militado nunca y no tiene previsto hacerlo.

Las fuentes consultadas por este diario creen que Sánchez ejerce un presidencialismo puro para que nadie le haga sombra y subcontrata técnicos incluso en las filas de la derecha como su todopoderoso jefe de gabinete, Iván Redondo, que fue alto cargo con el PP de Monago o el nuevo titular de Seguridad Social, nombrado en su día por Montoro.

En las filas socialistas denuncian que esta dinámica es muy perjudicial para el PSOE, donde ya se sabe que es imposible hacer carrera combinando militancia y especialización

Denuncian que esta dinámica es muy perjudicial para el partido en donde la gente ya sabe que ahora es imposible hacer carrera combinando la militancia y la especialización; algo que, por cierto, si hizo el propio Sánchez. Los cuadros del partido solo nutren ahora fundamentalmente los grupos parlamentarios de estricta lealtad al líder.

De hecho, estas fuentes subrayan que en el PSOE apenas hay ya programas y grupos de trabajo y no se fomenta la formación rigurosa para la militancia; algo que estos dirigentes y cuadros del partido consideran muy peligroso para el futuro ya que con Felipe González y con Zapatero sí que se prepararon los recambios potenciales.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.