Podemos
Irene Montero comienza la integración de Podemos con IU en su gabinete de Igualdad
La ministra de Igualdad integra a dos cargos de Izquierda Unida en su equipo del ministerio, donde sólo habrá mujeres

Irene Montero da pasos desde el Gobierno en la integración orgánica y de equipos entre Podemos e Izquierda Unida. La ministra de Igualdad ha incluido en su gabinete a dos mujeres de Izquierda Unida, un gesto que no es casual justo cuando Pablo Iglesias anuncia una nueva Asamblea Ciudadana Estatal -Vistalegre 3- para renovar su liderazgo y crear un "bloque histórico" junto a "fuerzas hermanas". 

La número dos de Podemos ha optado por integrar en su equipo ministerial únicamente a mujeres, aunque ha negado que se trate de ningún tipo de exclusión: "Igual que durante muchos siglos hemos estado gobernados por hombres, no pasa nada por que las personas competentes para gobernar sean mujeres", se justificó este jueves. 

[Iglesias se blinda y convoca Vistalegre 3 en marzo para una fusión con IU]

Entre las elegidas para ocupar cargos de responsabilidad están la hasta ahora portavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, como secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género; la dirigente de Podemos Vicky Rosell, como delegada del Gobierno contra la Violencia de Género; la diputada morada Beatriz Gimeno, directora del Instituto de la Mujer; a Boti García, directora general de Diversidad Sexual y LGTBI; y Rita Bosaho, directora general de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico-Racial, que tomó su cargo después de que la mujer seleccionada dimitiera por no ser una "persona racializada" y que dejara paso a una persona negra para ocupar ese puesto.

Estas figuras son de la órbita de Podemos, pero Montero ha elegido a dos personas provenientes de Izquierda Unida como personas de confianza, y serán quienes tengan trato más directo con la ministra. Una de ellas es la que será su jefa de gabinete, Amanda Meyer, hija del histórico dirigente de IU Willy Meyer que ocupó cargos en la Junta de Andalucía cuando el partido de izquierdas gobernó en coalición con Susana Díaz. 

La última incorporación es Clara Alonso, que llega como directora de comunicación del ministerio de Igualdad directamente aterrizada del aparato de partido de Izquierda Unida, donde era la responsable de Comunicación de IU. Estos dos fichajes son el primer paso de un camino que allanará Pablo Iglesias desde la dirección de Podemos en el que pretende hacer converger las dos fuerzas tanto a nivel orgánico como a nivel de base. 

Una fusión que llegaría después de la venta de la histórica sede de IU en la calle Olimpo y de que Podemos comprara otra sede de dos millones de euros y grandes dimensiones, que podría albergar a las dos formaciones. Mientras los morados hacen esta inversión, piden a sus federaciones territoriales que cierren sus delegaciones y trabajen en 'bares' y llaman a Vistalegre 3 con el objetivo de "cuidar las bases".