Gobierno de coalición
Los cambios en Interior restan poder a Ábalos dentro del Gobierno
El cese de la secretaria de Estado Ana Botella se interpreta como una pérdida de influencia del secretario de Organización. Críticas a la elección de Gámez como directora de la Guardia Civil

Con la formación del nuevo Gobierno, se han empezado a aprobar los primeros cambios en secretarías de Estado y puestos ejecutivos de los diferentes ministerios. Fernando Grande-Marlaska, que se ha mantenido al frente del Interior, ha aprobado tres ceses que han llamado mucho la atención: el de su jefa de prensa, Mar Hedo, el del director de la Guardia Civil, Félix Azón; y el de la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella.

La hasta hace unos días dircom del Ministerio se va de Interior después de una larga trayectoria profesional, en la que ha trabajado en diferentes gabinetes pertenecientes a gobiernos socialistas. La marcha de Azón, por su parte, era más previsible, ya que su gestión no ha convencido a Moncloa en los últimos 18 meses. No obstante, lo que verdaderamente ha sorprendido a dirigentes socialistas, y también a cargos del Ejecutivo, ha sido la marcha de la secretaria de Estado.

Ana Botella, diputada por Valencia, es de la máxima confianza del secretario de Organización del PSOE y ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. Siempre contó con el aval de la actual dirección socialista y, de hecho, fue la elegida para convertirse en la número dos de Marlaska tras el triunfo de la moción de censura contra Rajoy. Cambió la portavocía socialista en la Comisión de Interior en el Congreso por el Ministerio.

Ábalos y Botella trabajaron en un proyecto conjunto sobre seguridad en carreteras que se iba a poner en marcha a lo largo de esta legislatura

En este último año, además, los equipos de Ábalos y Botella trabajaron en un proyecto conjunto sobre seguridad en carreteras que se iba a poner en marcha a lo largo de esta legislatura. El plan, explican las fuentes consultadas por LPO, era que desde el nuevo Ministerio de Movilidad se llegara a un acuerdo con Interior para facilitar el trabajo de a Guardia Civil de Tráfico, con nuevas señales y nuevas fórmulas de vigilancia. Ahora, esa iniciativa conjunta está en cuestión. 

Las fuentes consultadas por LPO afirman que esa labor "interministerial" era muy del agrado de Ábalos, pero era vista con recelo por algún alto cargo de Moncloa, muy próximo a Sánchez, y que ya había tenido "algún roce" con el secretario de Organización del PSOE en el pasado. La marcha de Botella, por tanto, se interpreta a nivel interno como un "recorte" a la influencia del ministro de Movilidad dentro del nuevo Ejecutivo.

Críticas a María Gámez

La marcha de Ana Botella, a la que le sustituye desde este viernes en el cargo Rafael Pérez Ruiz, no ha sido la única decisión polémica tomada por Fernando Grande-Marlaska en los últimos días. El nombramiento de María Gámez como nueva directora de la Guardia Civil tampoco ha dejado indiferente a nadie. Y hay opiniones para todos los gustos.

Los integrantes del Gobierno y del PSOE que les gusta este nombramiento destacan que es la primera vez en la historia que una mujer se va a poner al frente del Instituto Armado. Además, ponen en valor la experiencia de Gámez como subdelegada del Gobierno en la provincia de Málaga, que le ha permitido conocer más de cerca el funcionamiento interno de la Guardia Civil.

Cargos socialistas y guardias civiles recuerdan la mala gestión de Gámez en el rescate de Julen Roselló

Este segundo argumento, sin embargo, es cuestionado por cargos socialistas de Málaga y también por guardias civiles, que aún recuerdan la "mala gestión" protagonizada por Gámez en el rescate de Julen Roselló, el niño que cayó a un pozo excavado ilegalmente en Totalán en enero del año pasado. La entonces subdelegada "se vio sobrepasada" por los acontecimientos y, en algunos casos, era "demasiado lenta" a la hora de reaccionar y tomar decisiones.

Como ejemplo, las fuentes consultadas por LPO recuerdan los "fallos" en el traslado del material de rescate a Totalán: "La excavadora llegó al aeropuerto de Málaga. El ayuntamiento de Totalán permaneció activo toda esa noche, al igual que los guardias civiles desplegados en la zona. Gámez, sin embargo, tardó muchísimo en dar la autorización para trasladarla hasta el pozo, a pesar de que el aviso se había dado a todas las partes de forma simultánea".

Algunos cargos del PSOE andaluz también recuerdan los cambios de afiliación de Gámez dentro del partido: "Como portavoz del partido en el Ayuntamiento de Málaga, era la más susanista de todos, pero cuando vio que no iba a repetir, aprovechó las primarias a la secretaría general para apoyar a Pedro Sánchez". El presidente del Gobierno premió su respaldo eligiéndola en julio de 2018 subdelegada del Gobierno y, ahora, directora de la Guardia Civil.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.