Cataluña
Sánchez permite reabrir las 'embajadas' catalanas cerradas por el TSJC
El compromiso de Pedro Sánchez de abandonar la 'vía judicial' en Cataluña comienza a hacerse realidad, y el ejecutivo da luz verde a la reapertura de las delegaciones que fueron suspendidas por el TSJC

 El Gobierno pasa por alto el desafío de Quim Torra, que esta semana ha reabierto tres 'embajadas' en el exterior -Argentina, México y Túnez- que estaban en suspenso desde el 27 de noviembre de 2019, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se pronunció en su contra.

Las embajadas se encontrabas suspendidas cautelarmente, ya que el TSJC aceptó las medidas cautelares del recurso presentado por el anterior Ministerio de Asuntos Exteriores dirigido por Josep Borrell. En esta ocasión, y después del compromiso de Pedro Sánchez de abandonar la "vía judicial" en Cataluña tras su pacto con ERC, el Gobierno central cede a la reapertura de estas 'embajadas'.

[Torra pone a prueba al nuevo Gobierno: se salta el veto y reabre tres 'embajadas' en el exterior]

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, ahora ocupado por Arancha González Laya, ha dado su aval para la creación de estas tres delegaciones de la Generalitat y no ha mostrado ninguna objeción sobre el texto de los decretos donde se recoge su reapertura. Desde la cartera de González Laya, eso sí, recuerdan que el Gobierno tendrá la plena potestad de exigir judicialmente el cierre de dichas delegaciones si considera que su actividad vulnera la legalidad o que es contraria a los intereses de España

Las enmiendas, según fuentes del Departamento consultadas por la agencia 'Europa Press', buscan deslindar la competencia exclusiva del Estado en materia de relaciones internacionales de la proyección exterior que pueda hacer Cataluña de sus competencias estatutarias. Cuando se abran estas tres oficinas, la Generalitat contará con un total de 16 delegaciones en el exterior, incluida la de Bruselas, dedicada a la UE. Ésta fue precisamente la única que no se cerró cuando el Gobierno de Mariano Rajoy decidió aplicar el artículo 155 de la Constitución a Cataluña.