Consejo Ciudadano Estatal
Podemos debate la fórmula para mantenerse en la calle pese a estar en el Gobierno
La reunión servirá además para readaptar la dirección del partido tras la entrada al Gobierno de dirigentes como la portavoz Noelia Vera, una etapa en la que ganará peso el secretario de Sociedad Civil, Rafael Mayoral

El Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de Podemos, el máximo órgano de dirección entre asambleas, discutirá este viernes la fórmula para mantenerse en la calle pese a estar en el Gobierno. Los morados no quieren perder la esencia del 15M que les catapultó a las instituciones y ahora con un pie en La Moncloa buscan dinamizar la acción social del partido. "Es una de las cosas que tenemos que discutir", comenta un alto cargo del partido. 

Los dirigentes morados buscan superar la gran contradicción de convocar a la gente en las plazas y en la calle, como hasta ahora ha hecho la formación, para protestar contra las acciones de un Gobierno donde también figuran ellos a partir de este año. Las fuentes consultadas aseguran que "no se va a perder la esencia y el motivo por el que nacimos", pero buscan debatir sobre las acciones concretas por las que reunir a los ciudadanos. Unas protestas que bien podrían servir para decirle a su socio de Gobierno desde la calle que no están de acuerdo con algunas medidas propuestas. 

El relevo de Noelia Vera 

La reunión servirá además para readaptar la dirección del partido tras la entrada al Gobierno de dirigentes como la portavoz Noelia Vera, una etapa en la que ganará peso el secretario de Sociedad Civil, Rafael Mayoral. Distintas fuentes de Podemos indicaron a EFE que el cónclave de mañana, al que asisten los secretarios generales autonómicos, tiene entre sus puntos principales el relevo de Noelia Vera. La consecuencia será que tomen fuerza otros perfiles, entre ellos también el de Ana Marcello, la secretaria de Círculos y Participación y mano derecha del secretario de Organización, Alberto Rodríguez.

 [El voto a favor del suplicatorio de Puigdemont genera las primeras tensiones de Podemos en el Gobierno]

La intención de la formación morada es que el día a día de Podemos lo lleven personas cercanas a los movimientos sociales para tratar de conectar el partido con la sociedad mientras sus dirigentes están en el Gobierno. Además de Pablo Iglesias como vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, han entrado al Gobierno Irene Montero como ministra de Igualdad y Nacho Álvarez, Ione Belarra y Noelia Vera como secretarios de Estado, todos ellos en la dirección del partido.

Pablo Echenique será además el nuevo portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, en sustitución de Irene Montero, mientras que la secretaria de Feminismos y LGTBI de Podemos, Sofía Castañón, será la portavoz adjunta y Txema Guijarro el secretario general del grupo. Iglesias no convoca al Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano de dirección del partido entre asambleas, al que acuden los líderes territoriales, desde septiembre, un cónclave que tuvo como objetivo preparar las elecciones del 10N.

El anterior CCE, en junio, aprobó con 42 votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones los cambios propuestos por Pablo Iglesias en el consejo de coordinación de Podemos, que tiene ahora al canario Alberto Rodríguez como secretario de Organización. Se integraron entonces además en la ejecutiva la ahora secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra; el líder de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández Santos; así como la exdiputada Ana Marcello y el secretario general del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Txema Guijarro.

La reunión tendrá lugar a las 16.30 horas en la Sala María Zambrano, del Círculo de Bellas Artes, y con ella se dará por iniciada la nueva etapa de Podemos tras su entrada por primera vez al Gobierno estatal que coincide con el momento en el que tiene su grupo parlamentario más pequeño que nunca, con 35 diputados. Además, el partido se rige ahora por gestoras en seis comunidades -Madrid, La Rioja, Cantabria, Castilla-La Mancha, Murcia y la Comunitat Valenciana-, una interinidad que se tendrá que ir resolviendo en los próximos meses.