Consejo de Ministros
Redondo ya ensayó el adelanto del Consejo de Ministros con el PP de Monago en Extremadura
El dirigente del PP lo fichó como 'asesor aúlico' y, tras hacerle ganar las elecciones y situarse al frente de la Junta, lo nombró consejero de Presidencia para premiar sus servicios

La polémica decisión de pasar la reunión del Consejo de Ministros de los viernes a los martes tiene un autor material, y su nombre es Iván Redondo. El bautizado por algunos como el "ministro 23" de Pedro Sánchez ya ensayó este cambio, y en los mismos días, cuando formaba parte del Gobierno de José Antonio Monago en Extremadura. Los populares se acuerdan muy bien de lo que califican como "estrategia" para "desplazar a la oposición". 

[La "bunkerización" de Moncloa: Sánchez se asegura la intervención directa en todos los ministerios]

El ahora director de Gabinete de Pedro Sánchez en Moncloa fue fichado por el ex presidente extremeño para la campaña de las elecciones autonómicas de 2011, y la apuesta no le pudo salir mejor: por primera vez en la historia, el PP regional ganaba los comicios y Monago se situó al frente de la Junta. Al año siguiente de esa victoria electoral, Redondo fue nombrado Director del Gabinete de la Presidencia de la Junta de Extremadura, con rango de consejero y con el despacho pegado al de Monago.

Tal y como recuerdan a LPO las fuentes consultadas, Redondo, ya como consejero de Presidencia, propuso a finales de 2012 cambiar el día de celebración de los consejos de gobierno de la Junta, que hasta entonces tenían lugar los viernes, para convocarlos los martes. Monago dio el visto bueno definitivo y el 23 de noviembre de ese año tuvo lugar la última reunión del ejecutivo regional un viernes. 

Cuatro días más tarde, el 27, tuvo lugar el primer consejo de gobierno de los martes. Los argumentos de Redondo para esta modificación convencieron enseguida al presidente: "Hizo coincidir estas reuniones con el mismo día en que se reúne la Junta de Portavoces de la Asamblea para tratar los temas que se llevan al pleno de los jueves. De esta forma, se quitaba el foco a la oposición y el PSOE tenía casi imposible introducir en el orden del día los asuntos recién aprobados en los consejos de gobierno".

Redondo hizo coincidir las reuniones del consejo de gobierno de Extremadura con el mismo día en el que se reúne la Junta de Portavoces de la Asamblea

La estrategia, en su día, fue muy criticada por Guillermo Fernández Vara. No obstante, el actual presidente regional mantiene, a día de hoy, los consejos de gobierno los martes: "Se convocan temprano, a las 8.30, y la Junta de Portavoces a las 11.30. Pero lo cierto es que se siguen celebrando en el día que en su día decidió Iván Redondo".

De asesor aúlico a Consejero de Presidencia 

En apenas unos días, Redondo ha pasado a convertirse en "el ministro 23" del nuevo Gobierno de coalición gracias a sentar a Pedro Sánchez en La Moncloa. El presidente le ha devuelto el favor y ahora acapara más poder que cualquier ministro. Toda una demostración de fuerza que ya escenificó con Monago en Extremadura. El dirigente del PP lo fichó como 'asesor aúlico' y tras hacerle ganar las elecciones y situarse al frente de la Junta lo nombró consejero de Presidencia para premiar sus servicios. La historia, ahora, se ha repetido.

Las fuentes consultadas también recuerdan que Monago, en Extemadura, creó un órgano específico para Redondo, que facilitaba información política y técnica al ex presidente y la ex vicepresidenta Cristina Teniente, englobando las secretarías generales de Presidencia y la de Comunicación, así como la de Análisis y Asuntos Públicos. Entonces, insisten, la labor del director de Gabinete de Sánchez fue cuestionada en "incontables situaciones" por el PSOE, que pedía a la Junta más información sobre sus funciones y el coste que le suponía al Ejecutivo.

[Redondo hará de contrapeso a Iglesias y controlará a los ministros de Podemos]

Ahora, y bajo el paraguas de Sánchez, Redondo se encargará de coordinar casi todos los asuntos de Gobierno, desde el Departamento de Seguridad Nacional hasta la Oficina Económica pasando por la Secretaría de Estado de Comunicación. Además, seguirá siendo el primer Secretario de Estado y el Secretario del Consejo de Seguridad Nacional y ampliará sus funciones: concentrará dentro del Gabinete, bajo su Comité de dirección en La Moncloa, además de todos los departamentos de asistencia al Presidente, asuntos institucionales, internacionales, comunicación con los ciudadanos, la secretaría general de Presidencia, la Oficina Económica del Presidente (Dirección General de Asuntos Económicos), el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) o las diferentes unidades de análisis.