Cataluña
El voto a favor del suplicatorio de Puigdemont genera las primeras tensiones de Podemos en el Gobierno
Unidas Podemos tendría que votar a favor del suplicatorio de Puigdemont si los socialistas así lo acuerdan, según el acuerdo firmado entre ambas formaciones para sacar adelante el Gobierno de coalición

El suplicatorio contra Carles Puigdemont y Toni Comín en el Parlamento Europeo amenaza con el primer rifi-rafe en Unidas Podemos y de cara a la coalición de Gobierno con los socialistas. Tal y como publicó LPO, los eurodiputados socialistas asumen que votarán a favor de quitar la inmunidad al ex president de la Generalitat y su ex consejero "porque siempre hemos colaborado con la Justicia", aunque la decisión todavía no está tomada. Una postura que "incomoda" en Unidas Podemos.

El pacto PSOE-Podemos contempla que los partidos firmantes se comprometen a dar apoyo parlamentario en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo a la acción del Gobierno

Algunos cargos de la formación morada aseguran que votar a favor del suplicatorio sería una postura "incómoda". El portavoz adjunto de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, fue más allá señalando en público que ver a Puigdemont ocupar su escaño en Estrasburgo "es una victoria de la razón y de los derechos humanos". "En Europa se gana lo que aquí se ha perdido y todo esto pone en evidencia a la cúpula judicial, aumenta su desprestigio y nos obliga a un debate sobre su regeneración y democratización", aseguró.  

Unas declaraciones que pusieron en jaque a la cúpula que enseguida acordó este miércoles estudiar las conclusiones de la Comisión de Asuntos Jurídicos que abordará el caso. Así lo ha zanjado públicamente este jueves la ministra de Igualdad y 'número dos' de Podemos, Irene Montero. La dirigente eludió avanzar la postura asegurando que "después tomaremos esa decisión, cuando llegue el momento, y la diremos con total claridad y sin ningún problema". Una línea intermedia a la ya dada por el portavoz en el Congreso, Pablo Echenique. 

 [El PSOE votará a favor de quitar la inmunidad a Puigdemont "salvo orden contraria de Ferraz"]

El dirigente aseguró que cuando tengan que tomar esa decisión, hablarán con el PSOE "para intentar alcanzar una posición común, como no puede ser de otra manera". Unas declaraciones que levantaron muchas suspicacias en Izquierda Unida y en Podemos. Algunos dirigentes avanzaron que, a partir de ahora, veían lógico discrepar en algunas posturas y el suplicatorio podría ser una de ellas. 

La discusión también se ha trasladado hasta Bruselas donde las fuentes del partido consultadas aseguran a LPO que su formación en la Eurocámara tiene "entidad propia como tal" y que pueden "discrepar" del voto socialista, que además conforma otro grupo en el Parlamento Europeo. 

Este primer rifi-rafe ha despertado las primeras suspicacias por parte de algunos dirigentes de Podemos que continúan al frente del partido. Tampoco ha 'caído en gracia' el documento que los socialistas hicieron firmar a los morados para 'atarles en corto', en relación a plegarse en cuestiones de Estado. El octavo epígrafe del pacto contempla que "los partidos firmantes se comprometen a dar apoyo parlamentario en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo a la acción del Gobierno". Esto quiere decir que la formación morada tendrá que votar a favor del suplicatorio si los socialistas y Ferraz no acuerdan lo contrario. 

Los nombramientos de Delgado y Tezanos, los otros sapos de Podemos 

El suplicatorio no sería el primer malestar creado por los socialistas dentro de la formación. No hace muchos meses el propio Pablo Iglesias defendía la despolitización de la Justicia y la dimisión de la ex ministra Dolores Delgado tras haberse reunido con el ex comisario José Manuel Villarejo. Ahora es su portavoz quien públicamente cierra filas con el PSOE refrendando la propuesta de Delgado como Fiscal General del Estado. "El tiempo de los reproches ya pasó", dijo Echenique. Unas declaraciones que no han gustado a todos dentro de Unidas Podemos. Como tampoco ha sentado nada bien que Sánchez mantenga a su sociólogo de cabecera, José Féliz Tezanos, al frente del CIS. 

El pasado octubre Podemos interpuso una denuncia ante la Junta Electoral Central (JEC) contra Tezanos por sus "declaraciones partidistas" lanzadas en una revista. El presidente del CIS pidió el voto para el PSOE en plenas elecciones e Iglesias aseguró que "debería de dimitir o ser cesado ipso facto". Echenique también alimentó la noticia asegurando denunciando que rompía "con la imparcialidad" que exigía su cargo. Ahora todo se ha convertido en un 'trágala' por parte de la formación morada y algunos dirigentes -a nivel de partido y en privado- sí que se muestran preocupados por todo lo dicho y lo que ahora va a tocar esquivar.