Nueva legislatura
El numeroso Gobierno de Sánchez y la batalla por ocupar las comisiones podrían retrasar la actividad del Congreso
Los 18 ministerios y 4 vicepresidencias de Sánchez obligan a cambiar el Reglamento de la Cámara Baja para crear nuevas comisiones y la oposición teme que no se pueda trabajar hasta mediados de febrero

El numeroso gobierno conformado por Pedro Sánchez, 18 ministerios y 4 vicepresidencias, obliga a cambiar el Reglamento de la Cámara Baja para crear nuevas comisiones en las que estén representadas los nuevos ministerios. Un cambio que exige su aprobación por mayoría absoluta de los diputados del Pleno y la oposición ya critica este hecho señalando que "podría retrasar la actividad parlamentaria" hasta mediados de febrero. 

Las negociaciones para determinar los miembros y puestos en las comisiones todavía no han comenzado, pero el PP ya ha exigido al PSOE mayor representación

El nuevo ejecutivo de Sánchez podría complicar el arranque de la actividad parlamentaria. El anterior, conformado por 17 ministerios y una vicepresidencia, estuvieron representados en el Congreso de los Diputados con 21 comisiones permanentes legislativas, en las que se estructura el trabajo básico de la Cámara. El nuevo Gobierno de coalición cuenta con 18 ministerios y 4 vicepresidencias y desde la oposición ya asumen que el Ejecutivo, la mayoría absoluta de la Cámara o, en este caso, la Diputación Permanente (recién constituida) tendrán que convocar un pleno extraordinario -al ser enero mes inhábil- para intentar agilizar la votación -por mayoría absoluta- y adaptar el Reglamento para comenzar a trabajar. 

Estos cambios y la disputa por acaparar representación -puestos de poder- en las comisiones podrían desplazar la actividad parlamentaria a mediados de febrero. Fuentes parlamentarias desvelan a LPO que los socialistas ya han preguntado a los populares "tímidamente" sobre la creación de dichas comisiones. 

Los populares han solicitado a los socialistas mayor cuota de representación al obtener más diputados en las pasadas elecciones. "Es lo que nos corresponde", aseguran desde el PP. La negociación entre los grupos, que deben de alcanzar un acuerdo para decidir el número de miembros por comisión y el reparto de estos puestos en función de presidencias, vicepresidencias... donde la cuantía a percibir también varía en función del cargo, todavía no ha comenzado, aseguran fuentes de la Cámara. 

 [El cambio del Consejo de Ministros amenaza con silenciar a la oposición en el Congreso]

Pero antes de que sus señorías puedan ponerse a trabajar, todavía está pendiente la celebración de la solemne apertura de las Cortes, presidida por el Rey, que marca el inicio de la legislatura parlamentaria y ya se encuentra fuera de plazo, según indican fuentes de la Cámara Baja, ya que el Reglamento señala que tiene lugar en los 15 días posteriores a la sesión constitutiva, celebrada el pasado 3 de diciembre. Éste no sería el único precedente. Las mismas fuentes recuerdan que en 2016 también sucedió este mismo caso desplazando para más adelante la aprobación de las primeras medidas en el Congreso.