Gobierno de coalición
Redondo hará de contrapeso a Iglesias y controlará a los ministros de Podemos
Vigilará cualquier iniciativa de Unidas Podemos en la comisión de subsecretarios. Ha sido el gran impulsor de adelantar el Consejo de Ministros a los martes

Iván Redondo se ha convertido en algo más que "el hombre del presidente" en Moncloa. Su nombramiento como Director de Gabinete le permite concentrar, bajo su Comité de dirección, la secretaría general de Presidencia, la Oficina Económica del Presidente, el Departamento de Seguridad Nacional, y las diferentes unidades de análisis, además de tener el control sobre la secretaría de Estado de Comunicación y dirigir la nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País. Un poder casi ilimitado que también sirve para mandar un mensaje a Pablo Iglesias.

[Sánchez premia a Redondo por hacerle presidente y será el hombre más poderoso del Gobierno]

Así lo aseguran a LPO altos cargos del Gobierno, próximos al Gabinete de Presidencia de Moncloa. Estas fuentes explican que Redondo, antes del nombramiento de este martes, "ya tenía plenos poderes, por ejemplo, sobre la secretaría de Estado y otros departamentos". Sin embargo, "ahora es ya oficial y el presidente, con ese refuerzo hacia Redondo, ha querido dejar claro a todos, especialmente a Podemos, quién manda aquí".

El recado para Iglesias y los ministros de Podemos es "evidente", además de una "reacción" a las filtraciones de la formación morada de la semana pasada y al plan del líder de Podemos de convertir a Julio Rodríguez en su jefe de gabinete. El ex JEMAD, recuerdan altos cargos del Gobierno, "tiene mando en plaza" y ya ha ejercido "cargos orgánicos" dentro de Podemos. Su misión ahora, "y lo que le ha pedido Pablo", es que coordine el plan de acción de los ministros de Unidas Podemos y de sus respectivos gabinetes.

[Enfado en Moncloa con las filtraciones de Podemos antes de que Sánchez se reúna con el Rey]

Una hoja de ruta, la de Iglesias, que levantaba bastantes suspicacias en el gabinete de Presidencia. Y, por ese motivo, "se ha reaccionado como se ha reaccionado". El "ascenso" de Redondo, aseguran desde el Ejecutivo, supone un "enorme contrapeso" al vicepresidente Iglesias y al "propio gabinete que él mismo quiere montarse".

Más allá de eso, otro de los principales encargos que Sánchez ha hecho a su director de gabinete es controlar todas las iniciativas que pretendan llevar los cargos gubernamentales de Unidas Podemos al Consejo de Ministros. Por ese motivo, la presencia de Redondo en las comisiones de subsecretarios, que se seguirán celebrando los jueves, se antoja fundamental: "Servirá de cortafuegos a según qué propuestas. Y, además, como ahora habrá cuatro días entre medias hasta la celebración del Consejo de Ministros, se asegura un importante margen de maniobra".

Impulsor del Consejo de Ministros los martes

En este sentido, las fuentes consultadas también señalan a Iván Redondo como el gran ideólogo, e impulsor, del traslado de las reuniones del Consejo de Ministros a los martes. Una decisión, anunciada por Pedro Sánchez, que ha sorprendido a propios y extraños.

Redondo, aseguran los cargos del Gobierno contactados por LPO, llevaba desde hacía ya un tiempo estudiando esta posibilidad. Era consciente de que las decisiones adoptadas por el Consejo de Ministros los viernes apenas agitaban la agenda política. Además, sabía que las reuniones de coordinación de la secretaría de Estado de Comunicación con los directores de comunicación de los ministerios se realizaban también los viernes, lo que no terminaba de convencer a los jefes de gabinete de los ministros. Todo ello, explican desde Moncloa, le sirvió para convencerse de la necesidad de un cambio.

Con la celebración del Consejo de Ministros los martes, el Gobierno se garantiza algo considerado fundamental para Redondo: llevar siempre la iniciativa con respecto a la oposición  

Ahora, con las convocatorias del Consejo de Ministros los martes, no solo se asegura más días de margen para frenar, o modificar, alguna propuesta llevada por los ministros de Podemos a la comisión de subsecretarios de los jueves, sino que, además, se garantiza algo fundamental para el director de Gabinete de Sánchez: "Llevar siempre la iniciativa con respecto a la oposición".

Las reuniones del Consejo de Ministros los martes, además de "marcar agenda", retiran el foco a PP, Ciudadanos y compañía, cuyas proposiciones no de ley que se debatan ese día en el Congreso perderán todo el interés. Lo mismo pasará con la previa de las sesiones de control al Gobierno de los miércoles: "Más que hablar de las preguntas que nos van a hacer, se hablará de lo que se ha aprobado en el Consejo de Ministros".

El cambio impulsado por Redondo ha sido aplaudido por la gran mayoría de asesores de los ministerios, que ven "positivo" celebrar estos cónclaves los martes. Entre otras cosas, "por los propios funcionarios y técnicos, y para un funcionamiento más normal de la Administración". Pese a ello, hay también alguna voz en contra, que advierte de la posible inconveniencia de separar tantos días la comisión de subsecretarios y el Consejo de Ministros: "Con cuatro días de por medio, pueden pasar muchas cosas, que pueden forzar a reunirse de nuevo a toda prisa el lunes para cambiar alguna medida aprobada el jueves anterior".

El control de la comunicación

Iván Redondo, como se ha apuntado anteriormente, dirigirá también toda la comunicación del Ejecutivo, lo que implica, entre otras cosas, que ningún miembro de Unidas Podemos podrá ser o actuar de verso suelto sin que se entere el director de Gabinete. 

Sánchez ató en corto a Podemos con un contrato para pedirle "discrección" y resolver entre ellos las cuitas que puedan producirse dentro del Gobierno. Ahora también tendrán a Redondo siguiendo sus pasos a la hora de comunicar y coordinar el trabajo. Tampoco se atreverá ningún socialista a ejecutar ninguna pauta que no esté contenida en los planes de la Secretaría de Estado de Comunicación, al mando de Redondo. 

[El PSOE ata en corto a Podemos y desactiva su proyecto político: exige unidad de acción y podrá vetarle]

Hasta el momento, era el Secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, -pendiente de renovar su cargo en los próximos Consejos de Ministros- quien controlaba y aunaba el discurso de Moncloa. Ahora, este área estará contenida bajo el gabinete de Presidencia. Es decir, todo bajo las órdenes de Redondo para que no haya dobles discursos. "Todo bajo una sola voz", fue la orden velada de Sánchez durante su discurso de presentación del Gobierno de coalición. 

Este martes, Sánchez recompensó a su 'fontanero' del pacto con Unidas Podemos, como ya hiciera Rajoy con Soraya Sáenz de Santamaría, 'la vicetodo'. Su papel determinante en la trastienda de las negociaciones y a lo largo de todos los procesos electorales, han hecho a Redondo merecedor, según Sánchez, de dirigir el Gabinete de la Presidencia; continuar como secretario del Consejo de Seguridad Nacional y asumir la Secretaría de Estado de Comunicación.