Gobierno
Podemos se queda la bandera feminista y desata la alarma entre las mujeres del PSOE
Desazón e indignación entre los colectivos feministas cercanos al PSOE tras la cesión a Irene Montero de todas las políticas de igualdad

 Unidas Podemos ha cogido con ganas la bandera feminista del nuevo gobierno y ha desatado la alarma entre muchas dirigentes históricas y actuales del PSOE y los colectivos de mujeres cercanos al partido que hasta ahora había llevado a gala la defensa de las políticas de Igualdad.

La toma de posesión de la nueva ministra Irene Montero, con un discurso de clara reivindicación feminista y la concentración de pesos pesados de Podemos en este Ministerio como la portavoz del partido Noelia Vera o la jueza canaria Victoria Rosell provocaron ayer una profunda desazón y preocupación entre las mujeres del PSOE.

[Sánchez planea utilizar la formación de gobierno para apartar a Gabilondo y Pepu Hernández del PSOE-M]

Según ha sabido LPO, los grupos de Whatsapp y chats de diputadas y dirigentes del partido echaron humo durante horas criticando que la dirección actual haya entregado sin oposición la bandera del feminismo a Unidas Podemos. Según varios de estos testimonios, la cesión se hizo muy rápido y sin calcular las consecuencias que puede tener para el partido y su conexión con la sociedad. Varias de las dirigentes consultadas por este diario consideran que Sánchez no le dio importancia a los temas de igualdad en la negociación con los de Pablo Iglesias.

Ya en tiempos de Felipe González con la primera ley del aborto, pero sobre todo desde la etapa de Zapatero, el PSOE había trabajado codo con codo con las asociaciones y colectivos de mujeres para elaborar y aprobar leyes tan importantes como la de igualdad, la de la violencia de género o la segunda ley del aborto.La última gran movilización feminista impulsada en buena medida por el PSOE fue el tren de la libertad que logró paralizar en 2014 la contrarreforma del aborto que había preparado Gallardón.

Las dirigentes socialistas temen que la potencia mediática de Irene Montero y de su equipo en Igualdad acaben por ganar esta batalla

En los últimos años, los colectivos más jóvenes y vinculados a Unidas Podemos son los que han ido cogiendo el relevo y las dirigentes socialistas temen que la potencia mediática de Irene Montero y de su equipo en Igualdad acaben por ganar esta batalla y sea Podemos quien se quede con la bandera morada y su gran potencial de apoyo electoral.El Ministerio de Irene Montero se ha quedado asimismo las relaciones con el colectivo LGTBI, muy activo también socialmente.

Las mujeres del PSOE temen que pueda haber pasos atrás en las políticas de igualdad en temas tan polémicos como el de los vientres de alquiler o la legalización de la prostitución. En este ultimo asunto, el PSOE defiende la abolición y Podemos no. De hecho, en la formación de Iglesias hay un fuerte debate interno abierto con posiciones como la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau partidaria de la regulación.