Judicial
El Supremo contradice al PSOE y rechaza excarcelar a Junqueras para tomar posesión de eurodiputado
El tribunal cree innecesario pedir un suplicatorio al Parlamento Europeo al considerar que hay sentencia firme, y deja al líder fuera de la Cámara europea

 La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo (TS) ha ordenado que se ejecute la inhabilitación de Oriol Junqueras. El alto tribunal ha rechazado que quede en libertad, y también ha tachado de innecesario que se tenga que pedir al Parlamento Europeo que le levante la inmunidad, puesto que hay una condena firme a trece años de prisión que le inhabilita como eurodiputado. 

Los magistrados rechazan anular el fallo del procés como respuesta a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que reconoció a Junqueras como eurodiputado. El TS afirma que la resolución europea no se trataba de "un blindaje" frente a la sentencia, que le condenó a treces años de prisión y de inhabilitación por sedición y malversación. Junqueras no podrá ejercer su cargo y el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, ya ha enviado una carta a la Cámara europea para que tome medidas en consecuencia. 

La decisión del Tribunal Supremo contradice a algunos dirigentes socialistas, que defienden la excarcelación de Junqueras para que tome posesión como eurodiputado. El secretario de organización del PSC, Salvador Illa, ha defendido en una entrevista a RAC1 que se debe "cumplir la sentencia del TJUE"  para que el líder de ERC tome posesión de su acta como eurodiputado: "No entendería que planteándolo el mismo Supremo, no diera cumplimiento a esta sentencia". En consecuencia, el TS ha rechazado el recurso de urgencia presentado por Junqueras contra la Junta Electoral Central (JEC) por inhabilitarlo como eurodiputado. 

[El pacto ERC-PSOE: sin mención a la Constitución y con la renuncia del Gobierno a "judicializar" el conflicto]

No es la primera vez que el socialismo catalán se alinea con el independentismo, puesto que se unió a las críticas sobre la decisión de la JEC de suspender a Torra por la vía rápida e instó al Parlament a recurrir la decisión. El PSOE también puso en duda las competencias del órgano electoral para tomar ese tipo de decisiones. Un gesto que llegó apenas unas horas antes de la investidura, para la que tenían que contar con la abstención necesaria de ERC, que finalmente hizo presidente a Sánchez en segunda vuelta.

La decisión se ha conocido poco después de la investidura de Pedro Sánchez, con un Consejo de Ministros todavía por dirimir. La decisión el Tribunal Supremo podría condicionar el siguiente gran acuerdo al que debe llegar Pedro Sánchez para tirar adelante su gobierno con Unidas Podemos: los Presupuestos Generales del Estado. Los socialistas necesitarán previsiblemente la abstención de ERC para tirar adelante las cuentas.