EEUU
Trump anuncia nuevas sanciones económicas a Irán y evalúa su respuesta al ataque
El presidente estadounidense anuncia que no hubo víctimas mortales en el ataque a las bases y exige a Rusia, China y Europa que abandonen el acuerdo nuclear con Teherá

Donald Trump aseguró que el ataque de Irán contra bases estadounidenses en Irak no produjo víctimas fatales y anunció nuevas sanciones económicas contra Teherán, al tiempo que aseguró que evalúa la respuesta contra la agresión.

"Mientras seguimos evaluando opciones, EE.UU. inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní. Estas sanciones estarán en vigor hasta que Irán cambie su comportamiento", avisó el mandatario. En su primera aparición pública tras el episodio, el presidente de Estados Unidos evitó una escalada mayor y afirmó que está "listo para la paz" con Irán, al que le ofreció trabajar juntos en objetivos compartidos como el combate contra el Ejército Islámico.

El magnate defendió la decisión de asesinar al general iraní Qasem Soleimani, al que definió como el mayor terrorista del mundo. "Al remover a Soleimani enviamos un mensaje poderoso: si valoras tu vida no amenazarás las vidas de nuestra gente", advirtió Trump. El presidente aseguró que en los últimos meses Irán secuestró barcos en aguas internacionales, lanzó un ataque no provocado contra Arabia Saudita, y derribó dos drones estadounidenses.

[Irán lanza un ataque contra la base de EEUU en Irak]

De todos modos, Trump aseguró que después del ataque con misiles de la madrugada, Irán "parece estar replegándose". "Irán ha dicho que no quiere una guerra", dijo en lo que pareció una señal de bajar la tensión. El anuncio de que no hubo víctimas fatales, en contraposición de las "numerosas" de la que hablaban fuentes iraníes, parece haber calmado la situación.

Algunos analistas sugieren que el fallido ataque de anoche podría haber sido diseñado por Irán para ofrecer una respuesta política interior a la muerte de Soleimani sin escalar las hostilidades con EU.

Por otro lado, Trump dijo también que "nunca" permitirá que Teherán desarrolle armas nucleares y les pidió a Reino Unido, Francia, Rusia y China que "reconozcan" las ambiciones iraníes y abandonen el acuerdo nuclear con Irán, que el propio Trump desconoció.

En un mensaje más conciliador, el magnate dijo que "está preparado para abrazar la paz con todos aquellos que la buscan" y aseguró que no quiere usar el poder militar en Medio Oriente. Pidió, además, que la OTAN se involucre más en los conflictos de la región.