Nuevo Gobierno
Sánchez retrasó el anuncio de los ministros tras chocar con Iglesias por la Seguridad Social
Moncloa quiere transferir esas competencias, ahora en Empleo, a la vicepresidencia económica de Calviño, pero Unidas Podemos se resiste

El calendario estaba previsto y Moncloa lo había confirmado tras la primera votación de investidura: si Pedro Sánchez era reelegido presidente el martes, el anuncio de los nombres de los ministros se produciría en la tarde de este miércoles, tras la audiencia del jefe del Ejecutivo con el Rey. El jueves llegaría su toma de posesión y el viernes la celebración del primer Consejo de Ministros de la coalición PSOE- Unidas Podemos. Esos planes, sin embargo, se vinieron abajo apenas unas horas después de que Sánchez fuera investido en el Congreso de los Diputados.

El anuncio ahora se ha retrasado a la semana que viene, aunque no se ha determinado ni el día ni la hora en la que se producirá. Un giro de guión que nadie esperaba y que se ha relacionado con las filtraciones de Podemos sobre sus ministerios y secretarías de Estado; unas filtraciones que se produjeron cuando Sánchez aún estaba dentro del hemiciclo tras su investidura posando para los fotógrafos. La indiscreción, según apuntan desde el Gobierno, ha enfadado por igual al gabinete de Presidencia como a la Casa Real.

[Enfado en Moncloa con las filtraciones de Podemos antes de que Sánchez se reúna con el Rey]

Dirigentes del PSOE que tienen interlocución directa con Moncloa confirman a LPO que las filtraciones de Podemos han tenido su peso en el retraso del anuncio de los nuevos ministros. No obstante, añaden, han existido motivos más profundos, relacionados con un importante desencuentro entre el presidente Sánchez y el vicepresidente Iglesias a cuenta de las competencias de la Seguridad Social.

Como es sabido, en el actual Ejecutivo esas competencias son gestionadas por el Ministerio de Trabajo, dirigido por Magdalenta Valerio. De cara a la formación del nuevo Gobierno, dicha cartera tendrá al frente a Yolanda Díaz. No obstante, Sánchez tenía claro que la nueva ministra, procedente de Unidas Podemos, no se encargaría de la Seguridad Social.

Para ese cometido, el presidente eligió ya hace tiempo a Nadia Calviño. La actual ministra de Economía se convertirá en vicepresidenta económica, y Sánchez quiere otorgarle mayor poder con la gestión de la Seguridad Social. El traspaso de competencias parecía cerrado desde hace tiempo, pese a las resistencias iniciales de Podemos. Sin embargo, a última hora, y "sin que nadie lo esperara", Pablo Iglesias y sus colaboradores más estrechos decidieron volver a ponerse en contra de ese movimiento.

Desde Podemos, incluso, se dejó caer después de la investidura que sería Díaz, como ministra de Trabajo, la que se encargara de esas competencias. Una información que sorprendió tanto en Moncloa como en Empleo, ya que desde el gabinete de Magdalena Valerio muchos se veían haciendo las maletas, pero para trasladarse a una secretaría de Estado dentro de la Vicepresidencia Económica de Calviño, y no para irse a la calle. 

Desde el gabinete de Valerio muchos se veían haciendo las maletas para trasladarse a una secretaría de Estado dentro de la Vicepresidencia Económica de Calviño

Iglesias, aseguran fuentes gubernamentales, ha querido "mirar para otro lado" en este asunto, pero sin desmentir que esas filtraciones salieran de él, buscando blindar para Unidas Podemos la gestión de la Seguridad Social. Una posición que ha provocado el primer choque con Pedro Sánchez, que "no piensa ceder" ante las presiones de su vicepresidente.

En el PSOE tienen claro que las competencias en liza las asumirá, "sí o sí", Calviño. No obstante, reconocen que "Iglesias está empujando hasta el final" por si logra alguna otra contraprestación que dé un mayor empaque al ministerio de Yolanda Díaz: "Para Igualdad, Consumo y Universidades no ha habido problemas. Pero para Trabajo sí porque Unidas Podemos no se ha conformado, desde el minuto uno, con lo que le hemos ofrecido", reconocen altos cargos socialistas.

Habrá que esperar, por tanto, a la semana que viene para saber quién se ha impuesto definitivamente en esta batalla por la Seguridad Social, aunque en Moncloa y en Ferraz dan por hecho que será Calviño la que se lleve el gato al agua. En todo caso, añaden las fuentes consultadas, esta disputa ha sido clave para retrasar el anuncio de los nuevos ministros, aunque reconocen que las filtraciones de Unidas Podemos "enfadaron, y mucho", al gabinete de Sánchez.

[Sánchez paraliza la acción de Gobierno a la espera del Consejo de Ministros]

Tanto es así, que desde el PSOE se advirtió de que los nombres del nuevo Consejo de Ministros no se sabrán hasta la semana que viene justo 20 minutos después de la última "designación a través de los medios" de Unidas Podemos: "Anunciaron una dirección general, y a algunos en Moncloa eso les pareció ya el colmo. La única forma de parar esa sangría de filtraciones era retrasar el anuncio de Sánchez. Y así se hizo".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.