Investidura
Interior ofreció a Guitarte un servicio de contravigilancia para blindar su voto
El diputado de Teruel Existe entró en el Congreso con escolta tras las intimidaciones sufridas estos últimos días. Diputados de Vox siguen esperando que Interior les facilite protección tras meses sufriendo fuertes amenazas

El Ministerio del Interior dirigido por Fernando Grande-Marlaska ofreció el domingo al diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, un servicio de contravigilancia para que entrase este martes escoltado ante las amenazas recibidas estos últimos días para intentar cambiar su voto en la investidura de Pedro Sánchez. Un servicio de protección que controla la Secretaría de Estado de Seguridad, que cuenta con numerosas peticiones de partidos, entre ellos Vox, con varios diputados amenazados desde hace meses. 

Fuentes cercanas a Guitarte confirman a LPO que el domingo y tras hacer públicas las amenazas, el diputado recibió una llamada de Interior ofreciéndole protección para blindar su voto este martes. El voto de Guitarte ha sido decisivo para investir a Sánchez. El diputado turolense entraba por la mañana en el Congreso de los Diputados escoltado por el servicio de contravigilancia de la comisaría de Policía del Congreso y, fuentes de su entorno, confirmaron que durmió en un lugar "indeterminado" por "razones de seguridad". Guitarte recibió el domingo 8.800 mensajes "con amenazas de todo tipo", explican.

Diputados de Vox llevan a la espera de este servicio desde hace meses tras "graves amenazas" sufridas  

Este mismo servicio se lo pusieron al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en 2014. Se trata de un servicio que incluye protecciones puntuales para comprobar la seguridad del diputado controlada por la Secretaría de Estado de Seguridad. Fuentes parlamentarias explican que este servicio se distingue de los escoltas permanentes porque los primeros realizan "un servicio de protección ocasional". 

Diputados de Vox, meses en espera con amenazas diarias 

La rápida atención a Guitarte, por parte de Interior, ha llamado la atención entre los diputados de Vox. Fuentes de la formación explican a LPO la lentitud del ministerio tras las amenazas constantes sufridas durante meses a sus diputados. 

Así, el 7 de enero, tras las elecciones andaluzas, la formación solicitó escolta para su presidente Santiago Abascal, y el diputado Javier Ortega Smith tras semanas de intensas amenazas. Según las mismas fuentes, Interior contestó un mes y diez más tarde, el 17 de febrero, asegurando que les ofrecían a cada uno un Policía Nacional, sin vehículo. Vox recurrió la resolución de la Secretaría de Estado solicitando más medios para proteger a los diputados. A finales de marzo, Interior reconsideró esa oferta permitiendo dos agentes con coche a cada diputado. 

Sin embargo y en junio, la formación recibe una llamada del ministerio informándoles de que por período estival les retirarían la escolta los meses de julio y agosto. Meses en los que ambos diputados se van de vacaciones y, en el caso de Abascal, visita a sus familiares en el País Vasco. El responsable de seguridad del partido explicó a Interior la delicada situación de Abascal, él y toda su familia amenazados por ETA, y finalmente, lograron reducir los servicios de escolta sin retirárselos. 

El 5 de junio y después de que varios medios publicasen el domicilio del diputado Iván Espinosa de los Monteros y la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, el partido solicitó escolta para ambos y también para el portavoz adjunto de Vox, Ignacio Garriga. Los tres con serias amenazas y con constantes llamadas a su domicilio. Tres meses y 12 días más tarde, el 17 de septiembre, Interior comunicó a la formación que rechazaba la petición. La Secretaría de Estado de Seguridad consideró que ni Espinosa, ni Monasterio ni Garriga necesitaban protección alguna. Vox recurrió la decisión el 15 de noviembre tras constatar que la amenazas no cesaban para estos tres miembros. 

El partido recibió un escrito del ministerio justo este martes, donde se les invita a mantener una reunión en los próximos días. Uno de los criterios en los que se basa la la evaluación de riesgos para otorgar la protección es en la notoriedad pública de las personas que solicitan dicha escolta. Criterio que, según la formación, cumplen "más que de sobra". Fuentes próximas al partido comentan que son más de 8.800 amenazas, número dado por el diputado de Teruel Existe, que llevan recibiendo los miembros de Vox. 

El PSOE rechazó poner escolta a Jiménez Becerril 

La rapidez de Interior en poner protección a Guitarte también ha llamado la atención entre las filas del Partido Popular, cuyos miembros han recordado cuando Alfredo Pérez Rubalcaba rechazó poner servicio de escolta tras las graves amenazas de ETA a la actual diputada Teresa Jiménez Becerril. 

 [La investidura tensa las relaciones entre el Rey y Pedro Sánchez]

La hermana del concejal asesinado por ETA en 1998 Alberto Jiménez Becerril cuenta a LPO cómo solicitó el servicio de escolta al responsable de Interior -Pérez Rubalcaba-, adjuntando las serias amenazas que recibía, y la negativa del ministerio a su petición en varias ocasiones. "El Gobierno italiano me ofreció la protección que España me había rechazado", cuenta a este medio la diputada popular. Jiménez Becerril vivió durante un tiempo en Italia y sí que contó con escolta. 

Pedro Sánchez habló de la banda terrorista durante el debate de investidura asegurando que "fue Zapatero y Rubalcaba quienes acabaron con ETA". Tras los prolongados aplausos de la bancada socialista, la diputada del PP Teresa Jiménez Becerril se levantó de su escaño y señaló a los miembros de EH Bildu en la Cámara Baja. "Eso es ETA y está pactando con ellos, aplaudan", sentenció la diputada sin poder contenerse. La bancada popular al completo arropó a su compañera mientras calificaron a Sánchez de tener "poca vergüenza". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.