Investidura
La investidura tensa las relaciones entre el Rey y Pedro Sánchez
Según ha sabido LPO, Felipe VI ha seguido con preocupación las negociaciones y acuerdos del PSOE con Esquerra y los ataques de Bildu

Los acuerdos negociados y alcanzados por Pedro Sánchez con partidos nacionalistas e independentistas para lograr su investidura han tensado las relaciones entre el Jefe del Estado y el presidente del gobierno. Una frialdad que quedó en evidencia este lunes durante los actos de la Pascua Militar.

Según ha sabido LPO, en la Casa del Rey se ha seguido con preocupación todo el proceso de negociación y especialmente los pactos del PSOE con el PNV y con Esquerra porque pueden llegar a cuestionar el estatus de Cataluña y el País Vasco en el Estado de las autonomías.

Las críticas del portavoz de ERC, Gabriel Rufián al discurso de Nochebuena del Rey comparándolo con Vox y los ataques de la dirigente de Bildu durante el debate de investidura sin que ni Sánchez ni nadie del gobierno salieran a defenderle tampoco han ayudado a mejorar el clima.

[El ex socialista Múgica, víctima de ETA, reprende a Sánchez tras su careo con Bildu]

Zarzuela va a guardar silencio y, como siempre, no comenta la actualidad política pero diversas fuentes han destacado en privado a lo largo de los últimos meses que el Rey ha seguido con inquietud este año de parálisis y de bloqueo y que esperaba algún tipo de acuerdo entre los partidos constitucionalistas.

En su discurso durante el acto de la Pascua Militar de este día de Reyes, celebrado entre las dos votaciones de la investidura, Felipe VI ha evitado cualquier referencia a la situación política y se ha limitado a recordar el compromiso del Ejercito con España y la Constitución.

Las relaciones entre ambos habían sido muy buenas en los primeros tiempos de Sánchez en la secretaría general del PSOE e incluso después de su dimisión en el convulso comité federal de octubre de 2016.

Fuentes conocedoras reconocen a LPO que durante estos 18 meses de Sánchez en Moncloa han existido tiranteces entre la Zarzuela y Presidencia del Gobierno

Sin embargo, diversas fuentes consultadas por LPO reconocen que durante estos 18 meses de Sánchez en La Moncloa ha habido algunas tiranteces entre los equipos de La Zarzuela y de la presidencia del gobierno a la hora de darle protagonismo al Rey en actos y cumbres internacionales.

Muy llamativo fue por ejemplo que Felipe VI no pisara la cumbre internacional del clima a pesar de celebrarse en Madrid. Cumbre que inauguró el presidente del gobierno. El papel de la Casa Real se limitó a una recepción en el Palacio Real y una visita fugaz de la Reina.