Cataluña
Iceta sale al rescate de Torra, en sintonía con el apoyo de ERC a la investidura
El líder socialista pide a la Cámara catalana recurrir el cese del President ante el Tribunal Supremo. Torra desafió la resolución de la Junta Electoral

El Parlament "ratifica" con votos independentistas y comunes a Quim Torra como presidente con duras acusaciones a España, al tacharla de dictadura y considerar la suspensión del líder del Ejecutivo como "golpe de Estado". El sucesor de Puigdemont sale de esta sesión reforzado por los suyos, a la vez que ha puesto en una difícil tesitura al PSC al generar una inevitable tensión con ERC. Los socialistas han intentado rebajar el tono desmarcándose de la Junta Electral Central (JEC) con un texto propio, que ha sido rechazado por los republicanos tras calificarlo como "insuficiente" y que solo ha contado con el voto favorable de los comunes. 

El partido de Miquel Iceta se ha desmarcado así del bloque constitucionalista de PP y Cs tras presentar su propuesta de resolución para instar a Quim torra a que recurra al Tribunal Supremo la decisión del órgano electoral. Los socialistas citan las distintas leyes que explican que la suspensión del presidente de la Generalitat del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TJSC) todavía no es firme. Un gesto que no es casual y que se produce en la primera sesión de investidura de Pedro Sánchez, donde mantiene el apoyo de ERC, pese a la tensión en Cataluña.

Iceta se ha referido a Torra como "Molt Honotable President" -la forma protocolaria para referirse al líder del Ejecutivo- para dejar claro que según su visión sigue en el cargo. El diputado socialista ha aprovechado su intervención tras la comparecencia de Torra para citar artículos del Estatuto de Autonomía y las leyes de Presidencia y del Parlament para defender por qué el diputado de JxCat sigue al frente de la Generalitat, a la vez que se ha mostrado muy crítico con Torra por su obra de gobierno y la gestión de alimentar la tensión que ha hecho del 'procés'.

ERC mantendrá su abstención a Pedro Sánchez a pesar de la inhabilitación de Torra

Iceta incluso ha instado al president a recurrir la resolución del órgano electoral ante el Tribunal Supremo y ha aprovechado para agradecer la apuesta de ERC por la investidura de Sánchez con su abstención, en un momento de "excepcionalidad". "Diálogo dentro en Cataluña, diálogo entre instituciones", ha elogiado Iceta, quien ha recordado de manera sugestiva que las leyes son modificables con mayorías.  

Los grupos independentistas han hecho valer su mayoría en la Mesa del Parlament para aceptar votaciones de mociones, aunque el PSC se ha mostrado contrario a esta decisión conjuntamente con Cs y el PP. Este tipo de plenos extraordinarios no suelen tener votaciones de forma ordinaria. A pesar de ello,  -y como consecuencia de la propuesta presentada por ERC, JxCat y CUP- han decidido corresponder con un texto paralelo con el que justificar su posición frente a Torra, algo que también ha hecho en Catalunya en Comú. 

El PP ha presentado mociones cuya tramitación ha sido rechazada, puesto que hablaban de temas sociales que nada tienen que ver con el procés. El diputado popular, Santi Rodríguez. ha criticado que los secesionistas solo quieren hablar de "sus problemas". Ciudadanos se ha negado a participar en las votaciones, por su disconformidad con el pleno convocado. El texto de los comunes es el que más consenso ha generado, puesto que se ha probado con los votos independentistas y la abstención del PSC -y el voto favorable en algunos puntos coincidentes con la moción socialista-.

El PSC pasa por días complicados, puesto que debe hacer malabares para mantener una posición distante con el independentismo para erigirse como alternativa constitucionalista a Ciudadanos y a la vez evitar cualquier aspaviento que pueda generar malestar entre ERC, clave para la investidura de Sánchez. El esfuerzo no ha sido en vano: los republicanos ya han anunciado que se abstendrán a pesar del fallo contra Torra, aunque se han mostrado "convencidos" de que los socialistas catalanes "defenderán" la institución. 

La propuesta del PSC ha sido insuficiente para evitar las acusaciones entre republicanos y socialistas. La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha lamentado que el partido de Miquel Iceta no haya pasado "la prueba del algodón" sobre "democracia" al considerar el texto socialista "insuficiente" y le ha instado a ser más ambiciosos a la hora de añadir contenido. Eva Granados ha reprendido con fuerza esa afirmación y ha insistido con apelaciones al diálogo, a la vez que ha afeado a los independentistas las críticas a su texto: "Ustedes no nos tienen que decir lo que tenemos y lo que no tenemos que poner en nuestro texto".


Los socialistas catalanes ya se expresaron anoche sobre la decisión de la JEC. El PSC consideró entonces que tenía "serias dudas" sobre la jurisdicción de la Junta y recordaban que se trataba de un "órgano administrativo" mientras instaba al Tribunal Supremo a pronunciarse sobre este hecho. Una posición muy distinta a la de Ciudadanos, que ya tacha a Torra como "ex-presidente" y ha defendido hasta el final que el pleno no debería de haberse celebrado. 

La desobediencia ante los ataques a la democracia, ante las injusticias y los abusos, no es solo un derecho, sino una obligación para cualquier gobernante y ciudadano y debe ser un deber para cualquier presidente de un país.

Torra ha desafiado a la JEC tras inhabilitarlo y ha asegurado que "seguirá como presidente de la Generalitat" si la Cámara catalana "se lo permite". Ha criticado de forma indirecta el argumentario de ERC para justificar su pacto con Pedro Sánchez: "¿Se puede dialogar y a la vez inhabilitar a tu interlocutor?". En ese sentido, el president ha acusado a España de no haber "hecho limpieza" del "régimen anterior" para que la democracia "impregne" en el "hueso del Estado". 

El Parlament también ha mostrado su "apoyo" a Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín para que puedan "ejercer plenamente y en libertad sus funciones políticas en cumplimiento de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea". La resolución de la JEC suspende también al líder de ERC como eurodiputado al considerar que ya hay sentencia firme por parte del Tribunal Supremo.  La Cámara catalana "reitera que su Reglamento es el único que puede alterar su composición" e insiste en que la ley de Presidencia es el único marco jurídico para la inhabilitación.