Irán
Demócratas condenan el ataque contra líder iraní: "Trump ha arrojado un cartucho de dinamita"
Biden lanzó un video de campaña que pinta a Trump como errático e inestable. Pelosi lo acusa de actuar sin autorización del Congreso. Sanders advierte de posibles consecuencias.

La muerte del general iraní Qassem Soleimani, uno de los hombres más poderosos de medio oriente y quizá la máxima autoridad en la política exterior de Irán, traerá consecuencias geopolíticas difíciles de pronosticar para estas horas. Sin embargo, su impacto en la política interior estadounidense no debe de pasarse por alto. EU se encuentra a poco más de diez meses de la elección presidencial y a menos de un mes de la primera primaria demócrata en Iowa.

Desde anoche los líderes del partido demócrata, desde los candidatos presidenciales hasta la vocera de la Asamblea Nancy Pelosi y el presidente del Comité de Inteligencia Adam Schiff, condenaron el ataque de Donald Trump en territorio iraquí por los riesgos que trae a la estabilidad de la región y porque el Congreso de EU no fue consultado ni informado de antemano.

Estados Unidos mata al jefe militar de Irán y lleva la tensión al límite

El exvicepresidente y candidato presidencial Joe Biden lanzó un comunicado en el que aseguró que, aunque nadie va a lamentar la muerte de Soleimani, quien es responsable de cientos de muertes de estadounidenses y de ataques terroristas, el ataque es "una enorme movida de escalación en una región de por sí inestable". Biden aseguró que Trump "lanzó un cartucho de dinamita dentro de una caja de yesca, y le debe al pueblo estadounidense una explicación".

La mañana del viernes Biden fue un paso más allá y lanzó un video de campaña en el que pinta a Trump como un líder incompetente e inestable que pone en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Vivimos en el momento más peligroso desde hace una generación. Nuestro mundo está al borde por un presidente errático e inestable. Los tiranos son aplaudidos. Nuestros aliados echados a un lado", se escucha en el video acompañado de imágenes de Trump saludando a Vladimir Putin y Kim Jong Un. "Este momento requiere liderazgo fuerte, estable, firme". La campaña del exvicepresidente cierra con el mejor atributo del candidato: "Necesitamos a alguien que ya haya sido probado y sea confiable alrededor del mundo". "Un presidente con la experiencia para liderar desde el día uno".

El senador y candidato presidencial demócrata Bernie Sanders también reprobó el ataque ocurrido ayer cerca del aeropuerto de Bagdad, en Irak, y calificó las acciones de Donald Trump como un "escalamiento peligroso" que acerca a EU a otra guerra desastrosa en Medio Oriente que podría costar incontables vidas y billones de dólares.

A diferencia de Biden, Sanders tiene el plus de haber sido uno de los pocos opositores en el Congreso a la guerra contra Irak años atrás. "Cuando voté contra la guerra en Irak en 2002, temía que llevaría a mayor desestabilización en la región", dijo Sanders desde su cuenta de Twitter. "Ese miedo por desgracia resultó ser verdad".

Resulta notable que Sanders fue el único demócrata que no habló de las acciones de Soleimani antes de condenar el ataque.

Nancy Pelosi, en tanto, emitió un comunicado condenando el ataque y acusando a la administración Trump de actuar sin la autorización del Congreso. "El Congreso completo debe ser informado de inmediato de esta grave situación y sobre los siguientes pasos que la administración esté considerando, incluyendo escalar el despliegue de tropas adicionales en la región", exigió la líder demócrata.

La senadora y candidata presidencial Elizabeth Warren, actualmente en tercer lugar de las preferencias, dijo que Soleimani era un asesino responsable de la muerte de miles, "pero esta movida temeraria escala la situación con Irán e incrementa la posibilidad de más muertes y nuevos conflictos en el Medio Oriente".

Adam Schiff, el presidente del Comité de Inteligencia de la Asamblea, quien tradicionalmente es informado antes de que cualquier ataque de esta envergadura ocurra, declaró que EU "no quieren una guerra con Irán" y exigió que se tomen todas las medidas "para proteger a nuestras fuerzas del casi inevitable escalamiento e incremento en el riesgo".

A pesar de su postura pro militarista en política interior, Trump se ha caracterizado por un mensaje no intervencionista similar al de Sanders. El año pasado removió docenas de tropas de Siria con el argumento de empezar a salir de conflictos ajenos. Tras el desastre del conflicto en Irak, que 16 años y billones de dólares después todavía sigue, es improbable que escalar las tensiones con Irán sea popular entre los votantes. De acuerdo con una encuesta de Gallup publicada en julio del año pasado, 65% de los encuestados se dijo por lo menos algo preocupado de que EU use fuerza militar en Irán. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.