Diplomacia
El Gobierno rechaza las acusaciones de Bolivia y niega el intento de fuga de los ministros de Evo Morales
El Ministerio de Exteriores asegura que la visita de los diplomáticos a la Embajada de México en La Paz era "exclusivamente de cortesía". Margarita Robles comparecerá en el Congreso para dar explicaciones

El Gobierno de Pedro Sánchez niega que la visita de dos diplomáticos a la Embajada de México en Bolivia el viernes por la noche tuviera como objetivo facilitar la fuga de los ex funcionarios de Evo Morales asilados en la sede diplomática. 

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores señaló que la visita "era exclusivamente de cortesía" y rechazó "rotundamente" que "pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias". 

El Gobierno de Bolivia acusó a España de participar en un plan de fuga de los asilados de Morales en la Embajada de México y calificó lo ocurrido como un "atropello" a su soberanía. La Embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado Pérez, denunció por su parte que los policías y militares que rodean la entrada de la Embajada de México en La Paz agredieron a los diplomáticos españoles cuando intentaban salir en un convoy de seguridad.

[Bolivia acusa a España de participar en un plan de fuga de los asilados de Evo Morales en la Embajada de México]

Según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores, Margarita Robles comparecerá en el Congreso de los Diputados "cuando la investigación haya sido completada y sus resultados analizados". Robles es la Ministra de Defensa en funciones pero también está a cargo de Exteriores en forma temporal después de que Josep Borrell iniciara sus nuevas tareas como alto representante de la Unión Europea.

PP y Vox ya anunciaron que pedirán explicaciones en el Congreso de los Diputados tras un episodio que los de Santiago Abascal calificaron de "gravísimo". El líder de Vox sugirió que la Embajada ayudaba a huir a "asesinos y narcos cómplices de Evo Morales" y apuntó a la figura del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de haber "metido a España en el Foro de Sao Paulo".