Empresas
Ferrovial vende su filial australiana por 303 millones de euros
La empresa española traspasa a Ventia los negocios de Broadspectrum, que había sido adquirida en 2016, y continúa con el proceso de desinversión de su división de servicios

Ferrovial ha alcanzado un acuerdo para vender su filial de servicios en Oceanía, Broadspectrum, a una entidad controlada por Ventia por unos 303 millones de euros (485,5 millones de dólares australianos). La operación incluye el traspaso de los negocios de Broadspectrum en los mercados de Australia y Nueva Zelanda.

La compañía española de construcción y desarrollo de infraestructuras, en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), precisa que el cierre de la operación está supeditado a las autorizaciones regulatorias y de la competencia. 

Esta operación se enmarca en la decisión ya anunciada por Ferrovial de iniciar un proceso de desinversión de su división de Servicios. Ferrovial Servicios está presente en Australia y Nueva Zelanda desde mayo de 2016 gracias a la adquisición de Broadspectrum.  

[Ferrovial: "Llevamos 18 años liderando internacionalmente áreas como la sostenibilidad"

"La cristalización de esta operación supone un avance en el enfoque estratégico Ferrovial para centrarse en el desarrollo de infraestructuras sostenibles", afirmó Ignacio Madridejos, CEO de Ferrovial, en un comunicado.  "Las nuevas tecnologías, los cambios en los hábitos de los ciudadanos y las demandas sociales hacen necesario este enfoque para seguir creando valor para nuestros accionistas, los grupos de interés de la compañía y las comunidades en las que operamos".

Las operaciones de Broadspectrum en Estados Unidos, Canadá y Chile quedan fuera de esta transacción y se integrarán dentro de Ferrovial Servicios Internacional. 

En febrero, coincidiendo con la presentación de los resultados de 2018, Ferrovial clasificó todas las actividades relacionadas con el área de servicios como disponibles para la venta. Aunque inicialmente se barajó la posibilidad de vender todo el negocio en bloque, posteriormente, la compañía se decantó por venderlo por partes.