Judicial
Puigdemont y Comín, eurodiputados
Los dirigentes independentistas huidos de la justicia española acceden a las instalaciones del Parlamento Europea después de la polémica sentencia del TJUE que reconocía la inmunidad de todos los eurodiputados desde su elección
 El Parlamento Europeo (PE) reconoció este viernes al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y a su exconsejero Toni Comín como eurodiputados, un día después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) estableciera que esa condición se adquiere desde la proclamación de los resultados de los comicios europeos.

Puigdemont y Comín accedieron a la Eurocámara, donde hasta ahora tenían vetada la entrada, y obtuvieron una acreditación provisional como miembros del PE, a expensas de cumplimentar los trámites formales para ser reconocidos como miembros de pleno derecho.

Ambos políticos independentistas recibieron sus credenciales temporales antes incluso de que los servicios jurídicos del Parlamento Europeo hicieran público su informe a la luz de la decisión del TJUE en relación con el líder de ERC, Oriol Junqueras. Pero los juristas de la Eurocámara dieron indicaciones para "que se les trate como eurodiputados electos", informaron a Efe fuentes parlamentarias.

En su escrito del jueves sobre Junqueras, el TJUE estableció que la condición de europarlamentario se adquiere desde la proclamación de los resultados de los comicios europeos, independientemente de otras formalidades. Esa doctrina afecta directamente a Puigdemont y Comín, huidos a Bélgica en 2017 y reclamados por la justicia española, quienes fueron elegidos en las elecciones europeas pero no habían sido reconocidos como eurodiputados consolidados al no haber recogido su acta y prometido o jurado acatar la Constitución española.

"La justicia europea dice que somos eurodiputados desde julio pasado. Y hay que cumplir las leyes", declaró a la prensa Puigdemont, visiblemente contento, a quien la justicia española le atribuye delitos de sedición y malversación en relación al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El líder posconvergente, que dijo tenía previsto visitar sus oficinas y tomar un café en la Eurocámara, sin actividad parlamentaria por la proximidad de las fiestas navideñas, se hizo un "selfie" en el hemiciclo junto a Comín, ambos sonrientes. La acreditación de este viernes ha tenido carácter provisional, pero se espera que en enero, cuando se retome la actividad parlamentaria en el Europarlamento, ambos accedan a su acta de eurodiputados.

Según la información del Parlamento Europeo, cada eurodiputado recibe un salario de 6.824,85 euros mensuales después de impuestos como sueldo base, más 4.513 euros al mes por dietas, más gastos de viajes y dietas, a lo que se suma una cuantía para retribuir a asistentes parlamentarios que, en 2019, ascendió a un máximo de 24.943 euros mensuales por diputado europeo.