Empresas
Expectación en los mercados por la salida a Bolsa de Glovo tras la inyección de fondos de Abu Dabi
El desembarco del fondo de inversiones de Abu Dabi en la compañía española acelera el salto bursátil de la startup

¿Se acerca la salida a Bolsa de Glovo? La obtención de 150 millones de euros en la última ronda de financiación de la startup de reparto a domicilio, en su mayor parte gracias al fondo soberano de Abu Dabi Mubadala, acelera las perspectivas de que la compañía comience a cotizar en el mediano plazo, aseguran a LPO expertos en el mercado bursátil.

"Cuando invierten estos actores en una startup es muy factible que salga a la Bolsa", señalan desde una gestora internacional de inversiones con experiencia en el sector. "Glovo tiene ahora dos salidas: consolidar con una fusión o salir a Bolsa".

Consultado por LPO, uno de los inversores de Glovo no descarta la posibilidad aunque tampoco se atreve a confirmarla. "Los socios fundadores seguramente han evaluado todas las opciones".

[La justicia española también pone en jaque a Glovo y las empresas de delivery]

Glovo se confirmó este jueves como el segundo "unicornio" de España después de Cabify tras obtener financiación de Mubadala y compañías como Drake Enterprises -dueño de la cadena de pizzerías Papa John's-, Idinvest y Lakestar. Mubadala colocará a Frederic Lardieg, responsable del equipo de capital riesgo del fondo para Europa, en el consejo de administración de Glovo.

Desde su nacimiento en Barcelona en 2015, Glovo pasó por cinco rondas de financiación, la última en abril, cuando también recaudó otros 150 millones de euros. La firma aterrizó ya en 26 países (en Europa, América Latina y África) y en 24 de ellos es uno de los dos principales operadores del mercado. Además, acaba de entrar en Polonia con la compra de "Pizza Portal" por 35 millones de euros.

La compañía ha recibido también financiación de empresas como el gigante del comercio electrónico Rakuten. El cofundador de Glovo Oscar Pierre mantuvo incluso un encuentro con el CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani. 

 El cofundador de Glovo Oscar Pierre con el CEO de Rakuten,  Hiroshi Mikitani

 "Ser el segundo unicornio de España es un orgullo. Los primeros inversores que hemos llegado allí jamás podíamos imaginar todo lo que ha pasado desde que empezamos en 2015. Es una compañía que ha conseguido sorprendernos a todos", afirma uno de los primeros inversores que apoyaron a Glovo. 

La inyección de fondos, según informó la compañía, permitirá a Glovo contratar a 300 ingenieros adicionales a mediados de 2020 para mejorar el funcionamiento de la aplicación y reducir los tiempos de espera. Pero como advirtió el cofundador Pierre, los fondos también servirán para mejorar las cuentas de la compañía. Pese a su explosivo crecimiento, Glovo todavía no es rentable en su conjunto.

"Nuestro plan es usar estos recursos para ser una compañía completamente rentable a principios de 2021", indicó Pierre este jueves al  portal especializado TechCrunch tras afirmar que esto es perfectamente compatible con la posibilidad de duplicar la facturación. 

"Desde siempre, la obsesión de Oscar (Pierre) y Sacha (Michaud, el otro socio fundador) ha sido construir un modelo sostenible en Glovo", afirma uno de los inversores de la startup. "A nivel operativo, seguirán siendo ellos los que marquen el rumbo de la empresa más allá del ingreso del fondo de Abu Dabi. Mejor que ellos no conoce nadie a la compañía".

Los motivos de Mubadala 

El fondo soberano de Abu Dabi, accionista principal de la petrolera española Cepsa, apuesta con su ingreso a Glovo a diversificar su cartera e incursionar en empresas tecnológicas. La firma emiratí cuenta de hecho desde junio de 2018 con un fondo de 400 millones de euros centrado en invertir en firmas tecnológicas líderes a escala europea.

"La empresa cuenta con un una importante liquidez y está interesada en la diversificación", indican a LPO fuentes del mercado. "Buscan sobre todo nuevas áreas que estén creciendo por fuera de la economía tradicional. Están mirando todo lo que es robótica, automotización y energías limpias".

El fondo soberano Mubadala cuenta desde junio de 2018 con un fondo de 400 millones de euros centrado en invertir en firmas tecnológicas líderes a escala europea.

Mubadala, de hecho, se desprendió en octubre de un 37% de sus acciones de Cepsa -de la que sigue teniendo la mayoría- al venderlas por 2.900 millones a The Carlyle Group. La compañía, sin embargo, se no ha retirado de España y ha aprovechado los fondos para intensificar su estrategia de diversificación. Y Glovo se encuentra en un sector con buenas perspectivas de crecimiento.

"Lo más difícil en la logística del comercio electrónico es la última milla y Glovo ha conseguido lo más difícil. Ha encontrado la solución al problema en un nicho, como el comercio electrónico, que está creciendo con mucha fuerza", señalan especialistas del sector.

El crecimiento internacional de Glovo, sin embargo, contrasta con los problemas que está afrontando la compañía ante las autoridades laborales. Los inspectores de Trabajo han denunciado que la empresa emplean a más de 8.000 "riders" como falsos autónomos y Glovo, tal como otros operadores del sector, se enfrenta a posibles sanciones.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.