Ciudadanos
Inés Arrimadas cierra la etapa de Rivera y forma su propio equipo en Ciudadanos
Está incorporando a nuevos asesores para cubrir vacantes dejadas por los colaboradores del ex presidente del partido. Planea una nueva ejecutiva con líderes regionales

Aún faltan meses para que Ciudadanos celebre el congreso extraordinario del que saldrá la nueva presidencia y ejecutiva del partido tras la marcha de Albert Rivera. No obstante, Inés Arrimadas ya ha asumido el papel de líder, aprovechando su puesto en la dirección y en la portavocía del Grupo Parlamentario en el Congreso de los Diputados.

Ambos cargos le han permitido ser la cara visible de la formación naranja en la ronda de consultas con el rey, donde defendió la llamada "vía de los 221 diputados" para un gran acuerdo entre PSOE, PP y Ciudadanos; y posteriormente en el debate de investidura, donde animó, desde la tribuna del Congreso, a que diputados socialistas no apoyaran la reelección de Sánchez tras pactar con Esquerra.

[Arrimadas responde a Casado: "Parece que quiere que hagamos vicepresidente a Iglesias"]

Estos movimientos, sin embargo, no son los únicos llevados a cabo por la portavoz de Ciudadanos. Según explican a LPO fuentes del partido, Arrimadas ya está perfilando, poco a poco, el que será su equipo a partir de la próxima primavera, cuando sea proclamada, tras el congreso extraordinario, nueva presidenta en sustitución de Albert Rivera.

A pesar de la delicada situación por la que atraviesan los naranjas tras la debacle en las urnas del pasado 10-N, Arrimadas está apostando por realizar "fichajes" para rearmar el partido. Tras la dimisión de Rivera, "muchos de sus colaboradores y asesores se fueron con él". Y, por ese motivo, "Inés ha decidido crear su propio gabinete".

Desde Cs confirman a este diario la incorporación de periodistas y politólogos a la formación. Algunos de ellos, con experiencia en medios de comunicación, donde realizaban relevantes columnas de opinión. Su relación con Arrimadas, añaden, viene de lejos. En algún caso, de su etapa como líder del partido en Cataluña.

Sus apoyos en el Congreso y en la nueva ejecutiva

Más allá de la incorporación de nuevos asesores, Arrimadas es consciente de que debe organizar también un Grupo Parlamentario que en apenas siete meses ha perdido casi 40 escaños. Y, de los actuales 9 diputados que la acompañarán en esta legislatura, las fuentes consultadas destacan a tres como las apuestas personales de la portavoz.

En concreto, dirigentes de Cs afirman que Arrimadas se apoyará, sobre todo, en Edmundo Bal, que logró el escaño tras la renuncia de Rivera, ha sido nombrado portavoz adjunto y  es considerado un "nuevo referente" dentro de la formación; en José María Espejo, que ya fue su mano derecha en el Parlament de Cataluña; y en Guillermo Díaz, un diputado muy próximo a Rivera que, por su puesto en la gestora, va a jugar un papel determinante, tanto antes como después del congreso extraordinario.

[La llegada de Arrimadas amenaza la permanencia del núcleo duro de Rivera en Ciudadanos]

Arrimadas, además, ya hace cábalas sobre la futura ejecutiva de Ciudadanos que ella presidirá a partir de primavera. Es muy reservada con los nombres que tiene en mente, pero ya ha transmitido a dirigentes regionales del partido que, teniendo en cuenta que la mayor fuerza de Cs está en las comunidades autónomas, ellos tendrán "mucho peso" en la futura dirección.

Algunas fuentes, de hecho, vinculan este anuncio a la renuncia de Ignacio Aguado de presentarse como candidato a presidir el partido en el congreso extraordinario, a pesar de que amagó con dar ese paso

Otro de los líderes regionales que tendrá gran relevancia en Ciudadanos una vez que Arrimadas sea presidenta es Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y uno de los actuales dirigentes más próximos a la portavoz en el Congreso.

Ambos, afirman las fuentes consultadas, hablan con mucha asiduidad y Arrimadas, cada vez que puede, viaja a Andalucía para reunirse con él. De hecho, en verano y en los periodos inhábiles del Congreso, los dos descansan en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y aprovechan para comentar, y analizar, la situación de la política española y de Ciudadanos.