Tsunami Democràtic
El dispositivo policial para el Clásico: 5.300 efectivos y triple cordón de seguridad
La Policía Nacional enviará a grupos de antidisturbios procedentes de las unidades de Bilbao, Granada y Vigo. El consejero Buch prefiere que solo actúen los 3.000 mossos, policías locales y miembros de seguridad privada que anunció el viernes

Tsunami Democràtic ha puesto en su punto de mira el Clásico entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid previsto para el próximo miércoles. La plataforma independentista ha llamado a bloquear los accesos al Camp Nou y también se especula con una invasión de campo en el minuto 17:14, aprovechado habitualmente por los aficionados para reclamar con cánticos la independencia de Cataluña.

La amenaza, teniendo en cuenta antecedentes de las protestas de la sentencia del procés, preocupan a los Mossos d´Esquadra, a la Policía Nacional, y al Ministerio del Interior. Se recuerda, en este sentido, que a la llamada de Tsunami para bloquear el aeropuerto de El Prat el pasado mes de octubre acudieron 10.000 personas. Y ahora, los independentistas afirman contar con 18.000 inscritos para esta nueva ofensiva.

[La Federación se plantea cambiar el Barça-Madrid por la amenaza de boicot de Tsunami]

Tanto es así, que en la reunión que se mantuvo este jueves en el Ministerio del Interior para analizar la seguridad en la Cumbre del Clima, también se trató el dispositivo policial de cara al Clásico.

2.000 policías y guardias civiles, en alerta

Ese dispositivo, según confirman a LPO fuentes de la Policía Nacional, está ya perfilado. En total, se movilizarán a 5.300 efectivos para garantizar la seguridad de los clubes y de los aficionados, además de evitar cualquier tipo de bloqueo en los accesos al Camp Nou.

De esta cifra total, los Mossos desplegarán a agentes del Área de Brigada Móvil (BRIMO) y del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de la policía autonómica, que recibirán la ayuda de los integrantes de la Guardia Urbana de Barcelona y de los responsables de seguridad privada.

El viernes, el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, afirmó que "los Mossos garantizarán la seguridad en el Clásico", confirmando además que el Cuerpo contará con el apoyo de la policía local de Barcelona y los agentes de Seguridad Privada que aporte el Fútbol Club Barcelona. Concluyó su comparecencia dando la cifra de 3.000 efectivos y confiando en que no fuera necesaria la intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Desde el Ministerio del Interior, sin embargo, prefieren ser más cautelosos que Buch, ante la amenaza que supone la llamada al boicot del Clásico por parte de Tsunami Democràtic.

Por ese motivo, la Policía Nacional tendrá sobre el terreno a 300 antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial. Además del grupo de la UIP de Barcelona, se trasladan a la Ciudad Condal, de cara al Clásico, grupos de las Unidades de Bilbao, Granada y Vigo.

Las fuentes consultadas por LPO advierten, además, que hay otros mil policías, y mil guardias civiles, también movilizados de cara al Clásico, pero "en situación de retén". Una vez concluida la Cumbre del Clima, estos 2.000 agentes de ambos cuerpos están "disponibles" para viajar rápidamente a Barcelona si la situación lo requiere: "Todo dependerá de los avisos que lleguen de los servicios de información".

Por tanto, sobre el terreno está ya asegurada la presencia de 3.300 efectivos: los 3.000 anunciados por Buch entre mossos, policías locales y seguridad privada; y los 300 antidisturbios movilizados por la Policía Nacional. A todos ellos hay que sumarles los 2.000 policías y guardias civiles que también han sido movilizados y pueden viajar a la Ciudad Condal en los próximos días.

Con estas cifras finales, el dispositivo de seguridad supera al de encuentros de alto riesgo que se disputaron el último año en Madrid, como la final de la Liga de Campeones entre el Liverpool y el Tottenham, cuando hubo un récord de 4.700 efectivos, o el River-Boca de la Copa Libertadores, con un operativo de 4.000 policías.

Triple cinturón de seguridad

Sobre la organización del dispositivo, las fuentes consultadas por LPO anticipan una "fuerte escolta policial" para el autobús del Real Madrid. En principio, está previsto que los jugadores del club blanco se alojen en el Hotel Sofía, a apenas 500 metros del Camp Nou. Durante ese breve recorrido, se hará "un pasillo de seguridad" para evitar disturbios.

Además, en la zona exterior del estadio, se instalarán hasta tres cinturones de seguridad, formados por agentes de la BRIMO y la ARRO, para evitar que los integrantes de Tsunami Democràtic impidan el acceso al recinto.

[Tsunami Democràtic anuncia su "acción más ambiciosa" tras el 10N y recomienda llevar sacos de dormir]

En el interior del Camp Nou, habrá un coordinador, en contacto permanente con los agentes de seguridad privada del Fútbol Club Barcelona, para evitar cualquier invasión de campo durante el transcurso del encuentro.

Las fuentes consultadas por LPO reconocen el "riesgo" de disturbios. No obstante, recuerdan que los actos reivindicativos de Tsunami estarán concentrados en un solo punto, lo que facilita su labor: "Fue mucho peor cuando había movilizaciones en diferentes puntos de la ciudad, y de toda Cataluña, tras la sentencia del procés".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.