Telefónica
Los activos 'prescindibles' de Telefónica en Latinoamérica superan los 13.500 millones de euros
La nueva unidad Hispam alcanza un valor de mercado de 13.520 millones de euros, el 14,2 % de lo que vale el grupo. Solo en Brasil, el negocio supera los 17.500 millones

La retirada de Telefónica de Latinoamérica, exceptuando Brasil, pone en el mercado activos de la compañía por un valor de 13.520 millones de euros. Esto es el 14,2 % de lo que vale el grupo de telecomunicaciones. 

Así se desprende de un informe de Goldman Sachs al que ha tenido acceso EFE, que señala que los activos de Telefónica solo en Brasil cuentan con un valor de 17.540 millones de euros (un 18,4 % del grupo).

El grupo de telecomunicaciones anunció que está dispuesto a escuchar ofertas por sus activos en Latinoamérica, con excepción de Brasil. Ya sea para vender las empresas o buscar nuevos inversores asociados. 

La mayoría de los activos de Telefónica en Hispanoamérica están situados en la zona Sur, con un valor en el mercado de 8.315 millones de euros: Perú (2.335 millones), Chile (3.027 millones), Argentina (2.434 millones) y Uruguay (450 millones de euros), según dicho informe.

En la zona Norte, la presencia de Telefónica es algo más reducida, teniendo en cuenta que sus activos tienen un valor de mercado de 5.204 millones de euros: México (1.876 millones), Venezuela (15 millones), Colombia (1.815), Ecuador (892) y América Central (607). 

Incluyendo Brasil, los activos de Telefónica en Latinoamérica tienen un valor en el mercado de 31.060 millones de euros. Telefónica en su conjunto tiene un valor empresarial de 95.072 millones de euros, que, una vez deducida su deuda, se queda en 40.832.

[Revolución en Telefónica: Pallete concentra el negocio latinoamericano en Brasil

La decisión de Telefónica de priorizar sus negocios en cuatro mercados estratégicos -España, Brasil, Alemania y Reino Unido- y realizar una profundar reestructuración de la compañía fue bien recibida por los mercados. Tras el anuncio de este miércoles por la tarde, los valores de la compañía escalaron hasta situarse cerca de los siete euros por acción. En agosto, las acciones habían llegado a caer por debajo de los seis euros.